PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si desea preguntar algo a la esclava lilaNegra{AMANDA}, La esclava dará respuesta a sus preguntas. Si desea que se le responda en forma privada favor de advertirlo para tenerlo en cuenta. Por favor dirija sus cuestinamientos al correo de la esclava:

lilaoscura@gmail.com
En caso de no obtener respuesta de la esclava por favor reportelo a La Dueña de la esclava:

amandahernandez2@gmail.com


REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

Es Deseo de LA SEÑORA AMANDA, que esta esclava comparta en el blog algunas de las reflexiones, reglas, rutinas, etc. Todas ellas consecuencias de practicas, castigos, meditaciones, sentimientos etc. anotadas en su bitácora diaria de esclava. El orden de la publicación será al azar. En este sitio aparecerá la ultima publicada y las anteriores podrán consultarse en el siguiente enlace:

REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

"Es natural que esta esclava se sienta deprimida, triste y vacía cuando sabe que su actuar no resulta agradable a La Dueña".
27/10/10


miércoles, 22 de agosto de 2007

Sesión 18-19/08/07



….Volteo al poco rato y al verme ahí de pie solo dijo “¿que esperas que no te desnudas?” Lo hice y al ver que estaba desnuda solo con el collar me dijo ven tonta, me acerque y me recibió con un beso largo y húmedo. Se desprendió de mi y viéndome a los ojos me dijo “¿sabes que quiero?”....

¿Hacerme tuya? –“Eso ya lo eres”— No se, dije. ---“Ven ahora sabrás”---

Me recostó en la cama, ato mis manos a los barrotes de la cabecera y empezó a acariciarme y besarme. ---“¿ya sabes que deseo?”--- No Ama.

Siguió con sus caricias… --“¿aun no?”—antes de que pudiera responder, empezó a besar mis labios, a recorrerlos con su lengua apenas rozándolos, y murmurándome “no quiero que respondas”. Sabe que el no dejarme que la toque o que responda a sus caricias me pone muy excitada. Le pedí me soltara las manos no acepto. Se hinco sobre la cama con una pierna a cada lado mío, desabrocho la blusa y subió su falda. Podía yo ver su sostén y su tanga. Se agacho restregando sus senos en mi cara, apretándolos contra ella y dejándome oler su perfume. Se soltó el sostén y dejo libres sus bellos pechos. Se levanto y quitándose la tanga me la dio a oler. Se puso de rodillas como estaba anteriormente, solo que dándome la espalda. Coloco su sexo muy cerca de mi boca y ordeno que la lamiera y chupara. El lamerla era relativamente fácil, el chuparla era difícil ya que tenia que levantar la cabeza. De pronto se sentó en mi cara asfixiándome. Se levanto nuevamente un poco y dijo “Lo Haces mal, Pon cuidado”. Repitió lo mismo por dos veces más. “Te enseñare a hacerlo” Se agacho retirándose unos centímetros mas, de tal forma que no podía alcanzar su trasero pero si oler y ver como se humedecía. Lamió mi sexo abriendo con su lengua mis labios. Chupo el clítoris y los labios, mis caderas se movían contra su boca. Abrió mis labios y metió su lengua en mi gruta, se levanto un poco y metió dos dedos, después un tercero. Jugo con ellos un rato y bajo de nuevo con su boca a mi sexo. Lamió y chupo.
Se levanto se dio vuelta y apretando mis mejillas con sus dedos abrió mi boca para dejar caer su saliva mezclada con mis jugos en ella. “pega la lengua a la quijada” dijo, Metió su lengua en mi boca y la recorrió, la metía y la sacaba, no pude aguantar y respondí con mi lengua, lo que provoco se retirara de inmediato y me diera una bofetada “¡DIJE QUE NO!”
Abrió nuevamente mi boca con su mano y metió sus dedos en ella recorriéndola, toco el fondo de mi garganta provocándome arcadas. Me soltó las manos, me dio la vuelta, me puso con la cabeza y el pecho contra la cama, las rodillas en el colchón abiertas y el culo levantado. Acaricio mi trasero y la entrada de mi ano. Lamió por detrás mi sexo y se siguió hasta mi ano. Me ordeno me abriera yo misma con mis manos. Lo hice. Sentí como su dedo se metía en mi ano lentamente. Lo movió un poco, y sacándolo volvió a lamer la entrada para meter la punta de su lengua en el. Pedí permiso para tocarme y correrme, lo que me fue negado.
Me acostó nuevamente y sujeto mis manos a la cabecera otra vez. Trajo su arnés y un dildo nuevo un poco más grande del que acostumbraba. Lo iba a estrenar.
Se lo puso delante de mí, se hinco frente a mi cara y tomándome del pelo me levanto la cabeza y me hizo lamer y comerme el dildo. La punta tocaba el fondo de mi garganta y me producía nuevamente arcadas. Se detenía lo necesario y continúo un poco más. A continuación se puso al pie de la cama y poniendo una almohada bajo mis caderas me penetro de forma rápida vaginalmente, Me dolió. Era grande y más grueso de lo acostumbrado. “¡MUEVETE!” nuevamente pedí permiso y no me lo dio. En cuanto sentía Ella que iba a llegar se detenía y dando un pellizco o un golpe en mis pechos me hacia controlarme. Me soltó, lubrico muy bien mi ano, se recostó en la cama y ordeno me penetrara analmente. Me ordeno la cabalgara así, imponiendo el ritmo con sus manos sobre mis caderas o bien sobre mis pechos. No pudo más y empezó a correrse, sentía su respuesta en los embates de sus caderas. Me ordeno masturbarme mientras la cabalgaba y me dio permiso de acabar cuando quisiera. Casi de inmediato lo hice, como hacia mucho no lo experimentaba. Caí sobre su pecho y me abrazo por largo rato en silencio ambas, Se despojo del arnés y nos dormimos abrazadas, recostada yo en su pecho.

Nos hacia falta a las dos una sesión así. Desde el despertar del domingo ya tarde, hasta el día de hoy todo ha estado tranquilo, suave, vainilla.
Comentando sobre lo que quería lograr ese día, me ha comentado que me deseaba, pero que quería hacerme sentir su soberanía y poder sobre mí. Hacerme ver que soy suya toda, que me quiere y puede poseerme no solo espiritualmente si no de todas las formas físicas posibles, bucalmente, vaginalmente, .o analmente. Que sienta yo que le pertenezco toda.
Yo pienso que no es necesario todo esto que hace, pues conciente estoy que quiero ser suya toda. Pero si Ella piensa así debo trabajar más para demostrárselo.

1 comentario:

BELMAR dijo...





Veo que retornó la intensidad a vuestro lado y retornaron aquellas letras precisas y preciosas de la entrañable esclava-perra lilaNegra...

(Y yo sigo observando como voyerista profesional... casi soy el "tercero" en el departamento bloggero, jejeje...)

Hasta luego, lila...