PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si desea preguntar algo a la esclava lilaNegra{AMANDA}, La esclava dará respuesta a sus preguntas. Si desea que se le responda en forma privada favor de advertirlo para tenerlo en cuenta. Por favor dirija sus cuestinamientos al correo de la esclava:

lilaoscura@gmail.com
En caso de no obtener respuesta de la esclava por favor reportelo a La Dueña de la esclava:

amandahernandez2@gmail.com


REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

Es Deseo de LA SEÑORA AMANDA, que esta esclava comparta en el blog algunas de las reflexiones, reglas, rutinas, etc. Todas ellas consecuencias de practicas, castigos, meditaciones, sentimientos etc. anotadas en su bitácora diaria de esclava. El orden de la publicación será al azar. En este sitio aparecerá la ultima publicada y las anteriores podrán consultarse en el siguiente enlace:

REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

"Es natural que esta esclava se sienta deprimida, triste y vacía cuando sabe que su actuar no resulta agradable a La Dueña".
27/10/10


martes, 23 de septiembre de 2008

AMA


Hoy bloggeando un poco me he encontrado con este blog.


Se sale completamente del tema al que esta dedicado este blog, pero me ha conmovido la fortaleza, el espiritu y la forma de ver la vida de esta familia. No digo más les invito a que lo visiten y saquen sus propias conclusiones. Me he quedado realmente impactada.


La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

lunes, 22 de septiembre de 2008

Felicidad


Hoy me ha sorprendido. Al salir del trabajo me estaba esperando. Me explico que deseaba que la acompañara al aeropuerto ya que debía recoger a una persona. Sin más detalles salimos rumbo del aeropuerto y hablamos de mil cosas y de nada en el trayecto.

La sorpresa para mi es que la persona que llegaba era mi prima Caro. Caro es de los pocos familiares que quiero profundamente. Caro sabe de nuestra relación de pareja y siempre me ha brindado su apoyo y su comprensión. Le había hablado a Amanda para avisarle que vendría a pasar unos días con nosotras y que deseaba darme la sorpresa.

Estoy de fiesta, realmente feliz

Caro es a pesar de ser un poco menor que nosotras una chica muy inteligente y muy madura. Siempre lo ha sido. Recuerdo que el día que descubrió de nuestra relación (nos atrapo en tremendo beso) solo se limitó a sonreír. Después ya a solas hablo conmigo, le expuse la situación y se limito a decirme: "si verdaderamente la Amas pues sabes que puedes contar conmigo". Por supuesto que pregunto y le aclare las dudas que en sus entonces 21 años tenía al respecto del amor entre mujeres. Nunca me lo ha confesado pero creo que al igual que Amanda es bisexual.
Se que será un semana llena de fiesta, alegría y llena de risas.

Escribo esto porque quiero compartir con quien lea, mi felicidad. Quizá muchas personas no puedan entender el porque de mi alegría. Pero creanme que para mi esta visita es como si fuera Navidad en Septiembre.

La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

viernes, 19 de septiembre de 2008

Marioneta


Ha publicado La Dueña de esta esclava un post en su blog titulado MI MARIONETA.
No hablare aquí de lo que ella hace o deja de hacer para su placer con esta que escribe.
Simplemente quiero poner algunas reflexiones que me hago a mi misma sobre este tipo de sesiones .

A veces el control que adquiere sobre esta esclava cuando aplica un bondage sobre ella es muy fuerte. Llega a tal grado que en ocasiones es total.
En estas ocasiones me hace sentir materialmente que soy su títere al que mueve a su antojo con sus hilos

Ya he dicho muchas ocasiones que me gusta su ternura pero que de igual forma disfruto, amo y necesito de su mano firme.

La verdad e que me gusta mucho cuando se “porta mal” cuando ejerce ese dominio físico sobre su esclava. No importa si es difícil o doloroso me llena el saber, el que me recuerde de esta forma quien es la que manda. Este tipo de cosas son muy útiles para no olvidarlo. Después de todo que mejor que un recordatorio sensible, grafico, de vez en cuando para no olvidar que ella es quien manda.
Es muy difícil explicar las sensaciones que esto provoca en mi persona. Es algo sorprendente y a la vez tremendamente erótico para mi el sentirme indefensa en sus manos.
Saber que puede hacer lo que quiera y desee, que puede apretar todos esos botones que en mi mente desencadenan diferentes reacciones. Sentirme completamente a su merced.

Esto es parte de lo que el BDSM es también. El dominio físico.
Si bien alguna vez llego a pensar en es cosa de locos el ponerse en ese tipo de situaciones, donde todo el control esta en manos de Ella, Que puede hacer lo que se le venga en gana, lo mismo llevarme a un placer inaudito que aun dolor muy severo. Que es de locos el disfrutar, el gozar, el excitarme al verla ahí delante de mi controlando todo y bajo su vista y supervisión. Se que debe ser asi, es parte de esto que disfrutamos. Como la Dueña de esta esclava debe estar atenta y vigilante siempre de mi ser, mi estar. Mi persona con mayor razón en esos momentos. Si esta vigilante siempre de que no relaje mi comportamiento y en caso necesario hace las correcciones adecuadas, ya sea con ternura o ayudándose de su lado sádico para meterme al orden. Este tipo de sesiones es un reflejo de eso mismo que hablo. Si en un momento me relajo ella sabe como apretar el botón adecuado para regresarme a ese estado erótico-masoquista.
Se que algunas veces las cosas no salen del todo bien. Hay veces que alguna o ambas nos excedemos. Una en no dejarse doblar y la otra ante la falta de información pues ir un poco mas allá . Pero esto siempre es sin pensar en lastimarme intencionalmente por parte de Ella o de manipularla por la mía. Simplemente son equivocaciones que algunas veces tenemos. Así es la vida.
Confío en Ella plenamente, siempre esta vigilante de que este tipo de errores no sucedan o se limiten a lo mínimo, y yo trato de no ir mas allá de mis limites de dolor, de leer sus necesidades y deseos como Dominante y leer mi propio cuerpo en cuanto a lo que puede soportar.

Si bien ni Ella es una sádica extrema ni yo una masóca extrema, cuando su lado sádico sale puede aplicar dolor intenso. En ocasiones pondrá a prueba la capacidad física de mi cuerpo, cosas que me mantendrán con esos pequeños dolores durante días que recordaran lo sucedido y que también debo decirlo me harán pasar ratos placenteros al recordar la excitación que me produjo la situación en su momento.

Se que en cierta forma soy su títere, su esclava, su juguete, que soy el objeto de su diversión y de su placer. Pero de igual forma estoy conciente que para Ella existe algo mas que eso, que aunado a esa diversión, a ese erotismo de su parte va implícita una gran responsabilidad de su parte.
No puede ser fácil su papel Dominante y sádico, es como también ya lo he expresado en otros post, que no siendo sencillo ni fácil mi papel de esclava y de masoquista si lo es comparado con el de Ella. Aunque se piense como decía que es mas duro para mi ya que yo soy la que se lamenta, gime, grita, suplica, etc. Esto mismo me hace liberar una gran energía. Definitivamente creo que es más difícil el infligir dolor que recibirlo. Ser Dominante que dominado, ser Dueña que esclava. .
Hay muchísimo trabajo en planear una sesión, se debe tener mucha habilidad para determinar que elementos, que espacios, los momentos. Los tiempos, etc. Debe haber mucha imaginación para visualizar la escena que se desarrollara y después el esfuerzo de llevar a la practica todo aquello que se planeo y convertir esas fantasías mutuas en realidad. En cambio yo pues solo debo obedecer, dejarme conducir, colaborar en eso que ella tiene en mente. Disfrutar de ese control, de ese dominio que con sus acciones de control y de sadismo me hacen sentirme suya de manera tan especial.
Me gusta cuando toma el mando de esta forma, cuando no me da oportunidad de ser mas que una simple esclava, su esclava, su juguete su posesión.


La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

lunes, 8 de septiembre de 2008

Rompiendo Límites

Con cariño va este relato para dos grandes amigos:
DM y su preciosa Endy....



Conforme se acercaba la noche los nervios empezaban a invadirla. Trataba de concentrarse en sus tareas diarias mientras las dos Amas conversaban. Esa tarde después de la comida se había acercado su Dueña mientras lavaba la loza y le había susurrado al oído.
Hoy por la noche serás cedida a mi amiga Alejandra.
Si bien había participado de alguna forma en alguna que otra sesión donde estuvieron presentes algunos Dominantes e incluso había sido compartida ya en una ocasión con otra Domina haciendo una sesión conjunta, nunca había sido cedida para el uso y disfrute de otra persona.
Preparo la cena y dispuso la mesa para dos personas. Fue invitada a sentarse a la mesa y dispuso de un tercer servicio. Durante la cena no se hizo el menor comentario al respecto de lo que sucedería más tarde. Termino la cena, sirvió el café en la pequeña sala y se dispuso a lavar la loza cuando oyó la voz de La Dueña que le indicaba que dejara lo que estaba haciendo fuera a darse una ducha y prepararse para servir a la Señora Alejandra.
Después de asearse y maquillarse adecuadamente se presento ante las mujeres. La Señora le dio instrucciones. A partir de ese momento y hasta el amanecer debería obedecer a la Señora Alejandra como si fuera Ella misma. Todos los derechos que como esclava le había cedido Ella los cedía a su vez a Alejandra por esa noche. Dicho esto tomo la traílla que estaba sujeta a su colar y se la dio a la Señora Alejandra, para después de recibir el agradecimiento respectivo retirarse a sus habitaciones.
Alejandra era una mujer relativamente joven de 40 a 42 años, complexión regular, bien proporcionada, cuerpo agradable, ojos expresivos y una cara dulce. No podía decirse que fuera una belleza pero podía considerarse como una mujer hermosa.
Alejandra se sentó en un sofá y le hizo señas que se acercara. La hizo hincarse delante de ella y tomando su cara con una mano le hizo mirarse en sus ojos, mientras le decía:
Antes de seguir debo decirte que no me gusta que nadie me de nada que no quiera darme. Así que dime si estas de acuerdo en ser mi esclava por esta noche pero debo advertirte que si dices que si, puedo ser muy dura. Piénsalo. Si dices que no, mi orden será que te vayas a dormir para poder hacer honor al regalo que con cederte me hace mi amiga y de esta conversación nunca sabrá nada.
La expresión de aquellos ojos antes dulces la hipnotizaron, sintió que esa mirada podía ver el fondo de su alma. Era aquella cuestión un de esas cosas que se temen pero se desean. Que sabe uno desde mucho tiempo antes que algún día llegaran pero que teme que lleguen porque sabe que seguirá adelante.
De su boca salio un tenue:
Si quiero…
Más fuerte le espeto Alejandra no te oí.
Si Quiero Señora.
Eso esta mejor.
La hizo sentarse a su lado y mientras hablaban la estuvo tocando, pellizcando, apretando, excitando.
Le contó algunas cosas sobre Ella, para después interrogarla sobre sus limites, sus practicas, sus fantasías, etc.
Siguió con diferentes métodos pulsando, midiendo su tolerancia al dolor, buscando sus puntos erógenos, etc.
Mi querida esclava quiero que esta noche que por primera vez eres cedida sea inolvidable para ti. Haré que la recuerdes no por mucho tiempo si no siempre, o dejo de llamarme Alejandra.
Hubo un poco de todo, manos expertas acariciaron sus glúteos provocando humedades en su entrepierna antes de hacerle sentir la delicia del dolor que anunciaba en los mismos. Aquellas manos cayeron una y otra vez sobre sus nalgas. Por fin después de un buen rato de aquel palmoteo, que la excitaba con el ardor de cada golpe recibido, se detuvo. Alejandra le hizo mirar en el espejo el rico color rojo cereza que adquirieron sus muslos y sus glúteos cuando hubo terminado.
Sus pechos pequeños no por esto dejaron escapar a las hábiles manos de aquella experta que lo mismo con su trato los hacían florecer de placer, como sentir el dolor de aquellos dedos y uñas que se clavaban en ellos torturándolos. Fue un ciclo que pasaba del placer hasta el dolor en las dosis adecuadas que la hacían irse perdiendo entre sus manos. Empezaba a escapar de aquella realidad concentrándose en aquel cúmulo de sensaciones tan diferentes cuando un fuerte dolor en uno de sus hombros le hizo volver a la realidad.
Aquella boca que había jugado con la suya, que había erectado sus pezones al grado de producirles dolor de tanto placer dado, ahora estaba marcada en su hombro. Con un dolor punzante que le hizo brotar lagrimas de los ojos.

Guarda las lagrimas que apenas empezamos perrita. Brotaran muchas más aun.

Fue sentada en el sofá, con las caderas en la orilla del asiento, Sus mano fueron inmovilizadas al sujetar los restrictores de sus muñecas en las argollas de los lados de su collar.
Las caricias de Alejandra empezaron a distribuirse por su piel, su boca y sus manos recorrían su humanidad proporcionándole un placer que iba haciéndose cada vez mas intenso, Su boca era penetrada de cuando en cuando por los dedos o por la lengua de aquella mujer. Las manos de Alejandra acariciaban sus pechos mientras la boca bajaba hasta su vientre haciéndola estremecerse. Bajaba más aun y pudo sentir como los pezones erectos de aquellos ricos pechos de la Domina, acariciaban sus piernas, mientras una lengua experta se dedicaba a provocar que manara la miel de su interior. Poco a poco se perdía en el placer que le proporcionaba aquella boca experta. Empezó a gemir y en ese momento alcanzo a oír que no le estaba permitido el acabar sin permiso. Cuando sintió que la naturaleza le demandaba explotar en un orgasmo liberador en aquella boca, pidió permiso para hacerlo y por respuesta tubo una fuerte mordida en el pubis que la hizo reaccionar y controlarse
Aun No. No tienes mi permiso--- escucho la voz de Alejandra---
Por un momento fue distraída de aquella oleadas de placer por el jugueteo sádico de las manos de Alejandra con sus senos.
Esas manos que después de unos minutos empezaron a cambiar de táctica y se convirtieron en fuentes de caricias y placer.
Llegaron a su vagina, recorriéndola, masajeándola, acariciándola, deslizándose entre sus labios húmedos, rozando su turgente clítoris y encendiéndola nuevamente en una oleada de placer. Aquella mujer que la retaba mientras hurgaba con sus dedos en su intimidad a que alcanzara su boca, que con la punta de su lengua rozando sus labios, provocaba un deseo irrefrenable de besarla y morderla.
El ritmo fue más intenso, de su interior no dejaban de brotar las mieles que indicaban su lujuria. Sintió que empezaba a perderse nuevamente en aquellas oleadas de placer. Empezó a perder el sentido de la realidad al refugiarse en aquellas sensaciones que las manos de Alejandra le provocaban. Se convertía el espacio en un lugar lleno de luz. Uno, dos, tres dedos la penetraban, después fueron cinco, para ella pudieron ser mil, en su inconciencia se deja llevar mas y mas por aquel profundo placer recibido hacia ese estado de luz. Siente como su interior se abre, una mano se desliza completamente en su interior y se abre dentro de su intimidad acariciando con dedos expertos sus profundidades. Una oleada de placer la hace explotar, cuando escucha lejana la voz de Alejandra ordenándole se corra. Se oye gritar pidiendo más, pidiendo se detenga, volviendo a suplicar por más y nuevamente porque pare aquello.
Sus piernas se cierran con una fuerza inusitada, su vientre se contrae, los muslos tiemblan y sus ojos lloran.

Después de un tiempo… Horas… o más bien minutos que le parecieron horas, empieza a oír la voz de Alejandra que le dice que ya todo acabo, que todo esta bien, que se tranquilice, que trate de relajarse.
No puede dejar de llorar, poco a poco se da cuenta del entorno y es cuando percibe la fuerza con que sus piernas estan cerradas. Su sexo tiene cautiva la mano de Alejandra que cariñosamente con la mano libre le acaricia.
Nuevos besos en sus muslos, nuevas caricias y nuevas palabras tiernas pidiendo abra las piernas. Lo hace y un nuevo orgasmo la hace correrse y gritar al salir aquella mano de su interior..
Abrazos, besos tiernos, palabras dulces, la regresan a su entorno. Mil veces oye Gracias por tu entrega. Gracias por este regalo.
Alejandra había conseguido hacer realidad una de sus fantasías que más temor le daba, Nunca imagino que la experiencia de su primer físting sería así.
Alejandra dejo pasar un tiempo razonable y viéndola repuesta demando aun más de aquella esclava.
Al otro día durmieron hasta tarde.
Despertó cansada, adolorida pero feliz. Aquella noche había roto aquel límite que pensó nunca podría romper. Había sido cedida.
Su Dueña había actuado a través de las manos de aquella otra Domina. Se sentía Feliz de haberle dado ese placer a su Dueña..


La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}