PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si desea preguntar algo a la esclava lilaNegra{AMANDA}, La esclava dará respuesta a sus preguntas. Si desea que se le responda en forma privada favor de advertirlo para tenerlo en cuenta. Por favor dirija sus cuestinamientos al correo de la esclava:

lilaoscura@gmail.com
En caso de no obtener respuesta de la esclava por favor reportelo a La Dueña de la esclava:

amandahernandez2@gmail.com


REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

Es Deseo de LA SEÑORA AMANDA, que esta esclava comparta en el blog algunas de las reflexiones, reglas, rutinas, etc. Todas ellas consecuencias de practicas, castigos, meditaciones, sentimientos etc. anotadas en su bitácora diaria de esclava. El orden de la publicación será al azar. En este sitio aparecerá la ultima publicada y las anteriores podrán consultarse en el siguiente enlace:

REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

"Es natural que esta esclava se sienta deprimida, triste y vacía cuando sabe que su actuar no resulta agradable a La Dueña".
27/10/10


martes, 13 de enero de 2009

Domada

Me pidió La dueña que hiciera un relato sobre la sesión que tuvimos el pasado fin de semana. Me pidió tratara de hacerlo como dije antes en forma de relato, aunque deseaba que estuviera pegado a la realidad. Lo ha revisado y al parecer le ha gustado.
Es algo que me costo mucho trabajo hacer. Aun estan frescos no solo los recuerdos y las consecuencias físicas de la misma en el cuerpo de esta esclava, si no también estan frescos una serie de sentimientos muy íntimos que lo hicieron realmente difícil. En lo personal no estoy satisfecha del todo con el mismo. No siento que haya logrado transmitir del todo y adecuadamente esos sentimientos que son precisamente los mas importantes.

El viernes por la noche después de cenar nos pusimos a ver la TV. No deseaba salir la Dueña. Como siempre me coloque a sus pies sentada en el suelo. A hora temprana me indicó que me fuera a Dormir. Le pedí me dejara quedarme con Ella otro rato más a lo que respondió que si así lo deseaba me quedara. Solo te advierto que mañana será un día duro para mi zorrita. Mejor no me hubiera dicho eso y me hubiera mandado a dormir. Ahora me costaría mas conciliar el sueño. Cuando termino el programa me indico que era horade ir a dormir. Antes de acostarnos me dijo que podía dormir si gustaba sobre la cama. De igual modo me dijo de forma un tanto irónica que deseaba que durmiera cómoda. Saco de su mesita de noche el lubricante, y me ordeno ir por el plug anal rosado(es un plug delgado que en la base tiene un pequeño orificio por donde puede pasarse un apequeña cadenilla, un cordel o la tira de un tanga de HD).
Fui por el plug a mi regreso me hizo subir a la cama. Me coloco en la postura adecuada y después de lubricarme bien coloco el plug en su esclava. Coloco el tanga pasando el cordelillo de la parte trasera por el orificio del plug y me indico queme durmiera.
Se metió entre las sabanas y se durmió casi de inmediato.
El sábado mientras desayunábamos me indico que el día anterior por la tarde había estado viendo unas fotos y unos videos. Que estos le hicieron pensar que hacia ya tiempo que no tenía una sesión intensa y larga. Será fuerte, dura y dolorosa zorrita. Me puse como siempre que me advierte algo así un poco tensa, No es miedo, es un sentimiento difícil de explicar, mezcla de expectación, temor, excitación, que se yo.

Comentamos sobre las noticias del telediario y cuando terminamos de desayunar, me indico que me esperaría en el cuarto de juegos una vez que terminara de lavar la loza.

Cuando llegue hasta el cuarto de juegos, estaba ya ahí vestida solamente con un corpiño y un pantaloncito corto ambos de algodón y de color negro. El corpiño dejaba dibujar y adivinar plenamente la ricura de sus senos. El pantaloncillo pues dejaba ver por detrás el nacimiento de sus glúteos. En sus manos tenia su fusta.

Me hizo quedarme de pie frente a ella, se acerco, me beso, con un beso húmedo, antes de retirar su boca mordió mi labio inferior. Se coloco detrás de mi y abrasando metió sus manos bajo la franela que traía y apretó fuertemente mis senos. Me despojo de la franela azoto muy levemente mis senos con la fusta mas bien los acaricio, Nuevamente se situó atrás de mi. Desabrocho la cinta trasera de mi tanga, me inclino un poco y la saco del plug y de entre mis piernas. Me hizo ponerme a cuatro, Saco el plug lentamente, su mano acaricio mi vulva. Tomo el plug mediano y me lo dio a lamer. Lubrico nuevamente y coloco el nuevo plug. Hizo una cola de caballo con mi pelo, coloco una ball gag y me indico que debía andar solo a cuatro, no me estaba permitido el levantarme. Me llevo al curto de lavado y me dejo ahí Así estuve todo el resto de la mañana. Al medio día preparo de comer y sirvió dos tazones en el suelo para mí. Uno con agua y otro con comida. Retiro la ball gag de mi boca y me indico que comiera y bebiera. La verdad es que estaba sedienta, más que hambrienta. Se que cuando dispone que coma y beba de tal modo no debo usar las manos. Se sentó a comer Ella y cuando termino tomo una servilleta y me limpio la boca, y el pecho que estaba sucio de babas, de comida y de agua. Me llevo tomando el collar con su mano, para impedir que bajara la cabeza, hasta el cuarto de juegos. Ahí coloco un pequeño banquillo y me hizo subir de igual forma que lo haría una perra de verdad a la mesa que ahí existe. Es una mesa pequeña que usa en las sesiones y que esta diseñada para poder inmovilizar adecuadamente si lo necesita a su Esclava.
Me coloco con las manos entre las piernas, uniendo los restrictotes de mis muñecas con los restrictores de los tobillos.


Tomo el flogger y se dedico a azotar mis nalgas. Cambiaba el ritmo, el ángulo y la intensidad. Paro varias veces no tanto para darme respiro a mi si no para descansar un poco, tomar un trago de agua y acariciar un poco a su esclava. El ejercicio era intenso su corpiño dejaba ver las manchas de sudor.
Cuando estuvo satisfecha con el resultado, acerco un espejo de tal forma de que pudiera observar el color rojo intenso de mis glúteos. Acaricio un poco mi sexo y movió un poco el plug. Pregunto si estaba bien a lo que respondí que si.

Tomo la Ball gag y me la coloco nuevamente



Coloco una barra espaciadora entre mis tobillos de tal forma que quedara totalmente abierta y expuesta



Azoto nuevamente un poco más a su esclava


Con un vibrador hizo que se humedeciera su esclava. Sin darle permiso de correrse

Paro y pregunto si estaba bien y podía seguir disfrutando de mi entrega.
La respuesta fue afirmativa.

Coloco entonces un gancho nasal, paso el cordel por la argolla que había puesto en la base de la cola de caballo y el extremo lo ato a la argolla trasera de mi collar. La cuerda no era tan corta como para obligar a mi cabeza a echarse completamente atrás, solo lo suficiente como para que enderezara la cabeza y mi mentón quedara un poco separado de la mesa



A continuación paso una nueva cuerda por la argolla de mi cola de caballo atando su extremo al igual que la del gancho nasal a la argolla trasera de mi collar. Saco el plug de mi ano y me indico que no me moviera. Me enseño el gancho y me dijo que me relajara

Sentí el frió de la bola del gancho en la entrada de mi ano.
No te muevas repitió. Lo metió con cuidado y lo acomodo. Paso por el ojillo la cuerda y la tenso lo suficiente como para que cualquier movimiento provocara que la bola se moviera dentro de mi recto.


Acaricio un poco mi sexo, alcanzo una silla y un espejo y se sentó frente a mí. Me enseño mi imagen reflejada en el espejo, se levanto me rodeo, dando vueltas a mi alrededor mientras murmuraba cuanto apreciaba mi entrega, cuanto disfrutaba de tener una esclava como yo,
Le preocupaba que quizá fuera tan orgullosa que no quería darle el placer de suplicarle, de pedirle, de oír que me quejara. Ya que hasta ese momento no lo había hecho Que iba a bajarme los humos que tenia en la cabeza. Que como su esclava no era otra cosa que el objeto de su placer, su zorra, su puta personal. Frente a mi me enseño un dildo, acaricio mis mejillas con el, la línea de la espina y acabar penetrándome con el mismo. Mis babas caían de mi boca, y cerré los ojos para concentrarme. Por más que no quisiera acabe gimiendo bajo la ball gag. Dejó el dildo dentro de mi y mientras me decía, veo zorra que no te gusto mucho eso y empezó a presionar mi cara hacia abajo lo que me hacia el tratar de abrir mas la boca para evitar que el gancho nasal me jalara mas la nariz. Mientras me mostraba en el espejo mi cara distorsionada diciéndome que mirara, que no cerrara los ojos. Soltó mi cabeza y dio un pequeño golpe a la cuerda que sostenía el gancho, eso lo hizo moverse y hacerme lanzar un gemido apagado. Salio de la habitación dejándome ahí por un buen rato. Me sentía cansada y adolorida, los músculos empezaban a protestar, empecé a llamarla como mejor podía con la mordaza. Sabía que me escuchaba, que estaba pendiente de mí, siempre lo hace. Regreso cuando considero que estaba lista. Empezó un dialogo donde lo mas que podía yo hacer era pujar, gemir y gritar de forma sorda y apagada por la ball gag.

Terminado ese dialogo donde me hacia ver cual era mi posición, mi papel, cual era el suyo, etc. Empezó por quitarme la ball gag. Abrí la boca dejando entrar una bocanada de aire fresco. Quiero oírte zorra. Deseo oír que grites de dolor y placer. Se coloco su cinto con el dildo me lo introdujo en la boca y empezó a moverse. Su movimiento hacia que por más que no quisiera me moviera yo también. Después de unas cuantas embestidas se puso detrás de mí, soltó el gancho de su cuerda y lo retiro de mi ano. Saco el dildo que me penetraba y empezó a follarme, lentamente, le pedí, a los pocos minutos le estaba suplicando que acabara, que me dejara terminar, que me diera mas fuerte, esa lentitud me haría correrme aunque no quisiera, no se cuantas guarradas le dije. Siguió en su tarea de entrar y salir lentamente, cuando pensé que no podría mas vino su orden
Correte Zorra, ahora.
No tenia que decírmelo dos veces.
Cuando acabe, quito el gancho nasal, pero me dejo ahí, retirándose.

Regreso a los pocos minutos, traía una manta entre sus manos, me libero me ayudo a bajar de la mesilla y me envolvió con la manta. Me abrazo y después de unos minutos me llevo hasta la ducha. Había puesto a llenar la tina con agua tibia y me metió en ella. Me lavo muy suavemente, me envolvió en una toalla grande y e llevo a la recamara. Ahí me hizo acostarme boca abajo y me dio un buen masaje. Curo mis glúteos, Me hizo meterme en cama, me arropo y me trajo una taza de caldo caliente. Me quede dormida y no desperté hasta el día siguiente. El domingo me ordeno quedarme en cama y hasta el mediodía me permitió levantarme. Todo me dolía, sobre todo los muslos, los hombros y las nalgas. Por supuesto que esto junto con el dolorcillo o la pequeña molestia en mi culo me recordaban lo sucedido. Me ha dejado esta sesión un sabor muy dulce. La disfrute y la disfrutare recordándola durante un buen tiempo. Incluso me servirá para bajar esos kilos de las navidades. Dieta blanda estos días, que la puerta no esta para esfuerzos.

La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

5 comentarios:

maria dijo...

Vaya, bonita sesión, hubo de todo, pero lo que mas me gusta es ver tu predisposición y el cariño mutuo.

Un besito

Dantonmaltes dijo...

Bueno, me has puesto malito de envidia con el relato... enhorabuena por el festival.

mariel dijo...

Y vengo a leer tan excitante relato justo cuando estoy por irme a dormir... sola...!!!

Creo que mañana andaré a los tumbos todo el día por falta de sueño... je

Estoy necesitando una sesión como la que tu Ama te regaló, mi dulce Lila...

Me alegro por ustedes, chicas...!!!

Besosssssss...
Mariel

Yedra dijo...

Woooow, que momentazo!!! La verdad estará orgullosísima de ti!
Un besazo a las dos
Yedra
PD Provocas envidia!

esencia{Total} dijo...

Hola lilaNegra{AMANDA}

Sabes de este post he sacado muchas cosas para mi actual vida de esclava, te agradezco la claridad, sinceridad y pasion que plasmas...

Un sincero abrazo y mis respetos para tu Ama

esencia{Total}