PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si desea preguntar algo a la esclava lilaNegra{AMANDA}, La esclava dará respuesta a sus preguntas. Si desea que se le responda en forma privada favor de advertirlo para tenerlo en cuenta. Por favor dirija sus cuestinamientos al correo de la esclava:

lilaoscura@gmail.com
En caso de no obtener respuesta de la esclava por favor reportelo a La Dueña de la esclava:

amandahernandez2@gmail.com


REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

Es Deseo de LA SEÑORA AMANDA, que esta esclava comparta en el blog algunas de las reflexiones, reglas, rutinas, etc. Todas ellas consecuencias de practicas, castigos, meditaciones, sentimientos etc. anotadas en su bitácora diaria de esclava. El orden de la publicación será al azar. En este sitio aparecerá la ultima publicada y las anteriores podrán consultarse en el siguiente enlace:

REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

"Es natural que esta esclava se sienta deprimida, triste y vacía cuando sabe que su actuar no resulta agradable a La Dueña".
27/10/10


martes, 10 de febrero de 2009

Rocío

El dìa de hoy La Dueña me cuestionaba sobre que iba a escribir en el blog. Le comentaba que no tenía la menor idea sobre que escribiria.

Fue entonces cuando me dijo que le gustaria escribiera un relato pero para el blog del diario y no para el de cuentos de lila. Le comente que la verdad es que no me sentía nada inspirada para hacerlo hoy.

Creo que ya la conocen bastante y que no les es dificil imaginar que su respuesta fue que Ella lo queria para hoy. Así que me puse a escribir. Espero les agrade

Dedicado a La Dueña


Rocío
Al abrir el correo de inmediato le llamo la atención aquel que venía remitido por Rocío. Lo abrió de inmediato y pudo leer después de los saludos:

El próximo jueves estaré por allá en un curso, termina a las 6.00 Pm, espero que podamos vernos, cenar, tomar una copa y …
Te llamo cuando llegue para saber si es posible el vernos
Besos
Rocío

Cerró el mail y cuando terminaba de hacerlo oyó la voz de su dueña que preguntaba como solía hacerlo:

¿Algo nuevo?

Nada del otro mundo, solamente un correo de Rocío que me avisa que estará por la ciudad el jueves próximo.

¿Y? ¿Quiere verte?

Bueno me dice que le gustaría invitarme a cenar

¿Te gustaría ir?

Bueno solo te lo comento.

Entonces es que deseas ir zorra

¿Como crees?

No sabes mentir y si me lo comentas es porque lo deseas.

Oye que piensas que soy, no miento y mira para que veas que no los hago y que no tengo interés y menos lo que tú insinúas, ahora mismo le respondo que no puedo.

Mira Zorra, yo puedo no solo pensar, si no también insinuar lo que se me venga en gana sobre ti y tu comportamiento. Así que para que aprendas, tengas o no ganas de ir ahora mismo le responderás que estarás gustosa de que se vean, que te diga la hora y el lugar e iras. Así que abre ese correo y ponte a escribir. Es una orden.

Pero…

Sin peros, obedece

Laura obedeció. Al poco tiempo llego la respuesta se verían en el Hotel a las 7.00 PM para ir a cenar.

El jueves por la tarde después de comer, Aidé la dueña de Laura, le ordeno ducharse y perfumarse. A la salida la esperaba con el atuendo con que iría a la cita con Rocío. Unas medias de color negro, un liguero y unos tacos altos sencillos, que realzaban la forma de sus pantorrillas y muslos, ambas prendas igualmente en color negro. Un vestido corto a medio muslo el cual se abotonaba totalmente al frente. Antes de que se pusiera el vestido, Aidé tomo un marcador de tinta negra y escribió en el pubis de Laura. Propiedad de Aidé.
Peino a Laura de forma discreta y le dijo que la llevaría al lugar de la cita.
En el trayecto le dio instrucciones precisas:

Quiero que vayas a cenar con Roció. Fíjate bien, no quiero que te insinúes o te ofrezcas como puta barata, pero si ella te insinúa que desea pasar la noche contigo deberás confesarle que me perteneces, que eres mi esclava y que si en verdad lo desea que me lo solicite. Si lo hace yo accederé. Si Roció acepta el pedir mi consentimiento me llamas y me la pones al Teléfono

Aidé por favor no me obligues…

No te obligo, solo quiero que me des gusto.

Llegaron a las puertas del hotel y antes de que Laura descendiera del auto Aidé le dijo:

Quiero que te cuides mucho. Quiero que te diviertas y goces la velada, si lo haces me sentiré muy complacida contigo zorrita. No me hagas quedar mal. Si algo se te ofrece llámame al móvil.

Aidé por favor…

Anda dame un beso y baja perrita.

Beso a Laura y una vez que descendió del auto regreso a casa.
En el lobby del hotel pregunto por Roció y le informaron que la esperaba en su habitación.
Subió y toco a la puerta. Después de unos momentos la puerta se abrió y encontró a Roció en bata de baño y una toalla en la cabeza.

Pasa Laura, que bella vienes, disculpa pero estaba muy acalorada del trajín del día y me metí a darme un baño. No tardo.

Laura se sentó en una de las sillas mientras Roció se vestía.
Roció era una vieja conocida de Laura y de Aidé. Si bien con Laura se llevaba muy bien con Aidé no tanto. Roció siempre había deseado a Laura y en un tiempo pasado habían tenido una aventura. Una noche de copas que había desembocado en pasar una noche juntas.
Roció, era una mujer bella, bien proporcionada, con unos ojos grandes y expresivos. Siempre había estado en competencia con Aidé por ver quién era la más popular del grupo de amigas y conocidas. El interés por Laura obedecía a dos motivos. Uno personal de quitarle a la mejor de sus amigas a Aidé. La otra que Laura era a su vez también muy bella y la deseaba mucho.

Mientras se vestía le pregunto por lo de costumbre, como estaba, sobre el trabajo y sobre si seguía compartiendo departamento con Aidé.

Por fin acabo de arreglarse y bajaron al comedor del Hotel.
Cenaron bien y conversaron sobre las personas conocidas, sobre las amistades, y sobre un montón de tonterías. Al termino de la cena, Roció le pidió que la acompañara a su habitación ya que había dejado el móvil ahí. Ya en la habitación le pregunto:

Entonces ¿Nos vamos de fiesta?

Laura se puso colorada, trago saliva y le dijo:

Mira no está en mis manos el decirte que si o que no. Si quieres que te acompañe de parranda tienes que pedirle permiso a Aidé.

¿Es tu pareja? Oye no, no quiero que vayas a tener problemas por mi culpa, no sabía…

No, Roció. Aidé es mi dueña, soy su esclava, para poder ir contigo debes pedirle permiso a mi Ama.

No manches, ¿de qué se trata? Estas bromeándome ¿verdad?
Mira si no quieres ir, lo entenderé...
No Roció es la verdad mira deja le llamo y te la paso.
Aja, anda llámale, no las conociera jaja

Laura marco al móvil de Aidé.

Aidé soy yo Laura, Roció desea hablar contigo.

Pásamela putita.

Aidé…

Si Roció dime

Hola como estas. Mira estoy con Laura y la invite a tomar una copa e irnos de fiesta y bueno si gustas también estas invitada eh, pero me dice que debo pedirte permiso, que eres su dueña y que debía pedirte permiso a ti.

Roció gracias pero no puedo y respecto a lo da Laura ¿Qué te dijo exactamente?

Bueno me dijo que tú eras su dueña y ella tu esclava, cuando le dije que si eras su pareja y no deseaba acompañarme lo entendería. Me dijo que no que si yo deseaba que me acompañara te llamara y te pidiera permiso.
Aidé, Laura y yo somos amigas desde hace tiempo bien lo sabes pero si hay algún problema bueno yo…

Rocío, deja aclararte algo:
Lo que te dice Laura es cierto. Laura es mía, me pertenece. Yo le dije que si tu le decías, o le insinuabas que deseabas pasar la noche con ella, debías pedírmelo. Quiero que entiendas que Laura hará lo que yo le mande. No debe importarte el porqué obedecerá, solo te digo que lo hará.
Así si lo que deseas es llevártela a la cama, solo dímelo y yo le ordenare que lo haga.

Aidé, por favor…

¿Quieres o no quieres tirarte a Laura?

Aidé.. Es que bueno no sé si Laura…

Roció, otra vez te digo. No es si Laura quiere o no. Es si tu quieres.

Bueno pues si me gustaría..

Bien dile a Laura que se acerque la teléfono para que pueda oír ella también y dime que si le doy permiso a Laura de follar contigo

Aidé…

Mi paciencia se agota, Si en verdad lo deseas dilo Roció.

¿Le darías permiso a Laura de follar conmigo?

No Roció, no le doy permiso. Le ORDENO que folle contigo, que te obedezca, que haga lo que le solicites. Pero hay unas condiciones que deberás aceptar:
Una es que no la expondrás, que la cuidaras de que nada le pase
Dos deberá regresar a casa antes de las 8.00 Am del día de mañana.
Tres júrame por tu madre que todo esto no saldrá de entre nosotras tres
Cuatro con un marcador deberás escribir en una de sus nalgas, sobre cómo fue tu noche con Laura. La frase deberá decir: Esta puta me hizo pasar una noche…
Y agregaras tu comentario.

¿Estás de acuerdo?

Aidé…

¿Si o no?

Si…

Pásame a Laura.

Aidé le repitió lo acordado con Roció, Le dijo que se divirtiera y que cualquier cosa que se ofreciera se comunicara con ella al móvil no importando la hora.

Laura colgó el teléfono y Roció soltó una carcajada.

Cuando Cambiaran, siempre las mismas embromando a todas.

Roció, no es broma, todo es verdad.

Si Laura, jajaja bueno pues entonces obedéceme y dime ¿A dónde vamos? Tengo ganas de tomar una copa y bailar un rato.

Fueron a un bar Lésbico, tomaron algunas copas, bailaron. Roció empezó su juego de seducción, al bailar besaba el cuello de Laura, mordía sus orejas y le murmuraba como la deseaba.
Después de bailar un buen tiempo y al ponerse el ambiente algo pesado por el numero de parroquianas en el lugar que era muy pequeño, Roció le sugirió seguir el baile y la fiesta en su cuarto.
Ya en el hotel, Roció siguió con su juego de seducción. Mientras bailaban sin música en aquella habitación le murmuraba a Laura cuanto la deseaba. Que deseaba follarla hasta el amanecer.
Laura se aparto un poco

Si eso quieres puedes hacerlo esta noche soy tuya para lo que quieras hacer.

Jajaja ¿sigues con ese juego? Anda ven y bésame.

Laura respondió:

Rocío no es un juego

mientras se acerco y la beso…

¿Entonces qué es?

Dijo Roció al termino del beso

Mira te enseñare para que veas no es una broma.

Laura se desabotono los botones más bajos de vestido hasta llegar a la altura de la cintura y abriendo el vestido dejo ver su pubis con la leyenda que su Dueña había escrito en el.

¿Ves?

Jajaja mira qué lindo coñito tienes MMMM son un par de locas bromistas. Cuanto se habrán divertido tramando todo esto.

Roció no es broma. Mira te enseñare algo.

Laura se dirigió a la mesa de noche, tomo la Portátil de Roció y pregunto

¿Puedo?

Si adelante

Tecleo unos momentos y le pidió a Roció se acercara. Ahí estaba la página que Aidé y Laura escribían como Dueña y esclava. Se la mostro a Roció y vio como cambiaba su cara. Cerró la portátil y le pregunto:

¿Cómo? ¿Te tiene amenazada? ¿Le debes algo?, ¿Por qué consientes todo esto?

Laura le dio las explicaciones correspondientes.
Roció le dijo:

¿Sabes? Si no quieres estar conmigo, te llevo a casa.

Noooo

No quiero que estés a fuerzas porque alguien te lo ordena.

No estoy a fuerzas, estoy porque quiero y debo decirte que lo estoy disfrutando mucho.

¿Quieres follarme?

Mientras expresaba esta última frase dejo caer el vestido a sus pies quedando prácticamente desnuda ante los ojos de Roció.
Roció solo dijo:

Ven, será una noche esplendorosa.

Toda la noche se convirtió en pasión, deseo, lujuria. La luna salió a observar por la ventana aquellos dos cuerpos que se entrelazaban una y otra vez y danzo al ritmo de los gemidos de placer de aquellas dos mujeres. La noche fue corta y el sol apareció por el oriente anunciando que no quedaba mucho tiempo. Un último arrebato de pasión las embargo y se volvieron a mezclar los cuerpos. Las pieles, las humedades, los olores, las miradas para acabar desembocando en un orgasmo múltiple y simultáneo de aquellas dos hembras en celo.
El reloj dio las siete, Laura empezó a vestirse. Roció protesto y le pidió se quedara. Laura le recordó su promesa y que ella debía obedecer de estar antes de las 8.00 en casa.
Antes de meterse el vestido de su bolso saco un marcador y le pidió escribiera en sus glúteos,
Roció se negó.
Laura solo le dijo:

Si no lo haces, pensara La Dueña que no te gusto su esclava y también otro día que desees que esto se repita no lo consentirá. Escribe que te pareció el pasar esta noche conmigo.

Bien, Ven.

Roció escribió:
"Esta noche supe lo que era el paraíso"
Laura al ver lo que puso le recrimino.

Eso no es lo acordado.
Debes poner “Esta puta me hizo pasar una noche” y agregar lo que quieras.
Laura tomo un algodón y con un poco de crema despinto lo que había escrito Roció.

Está bien, dijo
Entonces escribió sobre el Glúteo izquierdo:
“Esta puta me hizo pasar una noche en el paraíso”
Laura lo leyó y asintió mandándole un beso con la mano.
Roció dijo:

Espera aun no término:

Sobre el Glúteo derecho escribió:
“Gracias Aidé por tu regalo. Roció”

Este no lo veras hasta que estés con Aidé, le ordeno.

Está bien.

Laura se acabo de vestir, Roció hizo lo mismo y salieron rumbo a la casa de Laura. Cuando llegaron, Laura invito a pasar a Aidé pero esta se negó amablemente. Un último beso sello aquella despedida.

Cuando Abrió la puerta la esperaba Aidé.
Le pregunto cómo le había ido. Oyó atenta todos los detalles y le ordeno al final que le enseñara los glúteos.
Leyó siguiendo con la punta de la uña del índice lo que decían los mensajes.
Bajo el vestido de Laura y la beso apasionadamente. Cuando se separo de la boca de Laura le comento:

Sabía yo que tengo a la mejor de las zorras, me alegra mucho que te hayas divertido. Mientras preparo el desayuno. Ve y cámbiate para ir al trabajo. No te perfumes, no te duches, solo cámbiate la ropa. Quiero que todo el día huelas a zorra, que tu olor siga mezclado con el de Roció. Quiero que te sientas zorra todo el día. En la noche yo te quitare ese olor y te pondré el mío.



La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

No hay comentarios: