PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si desea preguntar algo a la esclava lilaNegra{AMANDA}, La esclava dará respuesta a sus preguntas. Si desea que se le responda en forma privada favor de advertirlo para tenerlo en cuenta. Por favor dirija sus cuestinamientos al correo de la esclava:

lilaoscura@gmail.com
En caso de no obtener respuesta de la esclava por favor reportelo a La Dueña de la esclava:

amandahernandez2@gmail.com


REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

Es Deseo de LA SEÑORA AMANDA, que esta esclava comparta en el blog algunas de las reflexiones, reglas, rutinas, etc. Todas ellas consecuencias de practicas, castigos, meditaciones, sentimientos etc. anotadas en su bitácora diaria de esclava. El orden de la publicación será al azar. En este sitio aparecerá la ultima publicada y las anteriores podrán consultarse en el siguiente enlace:

REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

"Es natural que esta esclava se sienta deprimida, triste y vacía cuando sabe que su actuar no resulta agradable a La Dueña".
27/10/10


jueves, 28 de mayo de 2009

Humillación

Este tema en si mismo es siempre para mi difícil y lo es porque la humillación por si misma lo es para mi. ¿Por qué escribo sobre esto?. Bueno creo que porque es en algo que siempre he pensado y esta en mi mente. Se que necesito de la humillación, pero no entiendo aun ha ciencia cierta el porque de esta necesidad.

La humillación es una de esas cosas ambivalentes que me suceden a menudo. Una parte de mi no solo no le gusta, se resiste a ella e incluso puedo decir que la aborrezco en cierta medida. Pero por otro lado la necesito, me hace entrar en un estado de excitación mental y también física. Y también me produce una gran excitación sexual cuando va dirigida en este aspecto. Se que cada persona es diferente, pero para mi la humillación que me cuesta mas trabajo de manejar es la humillación física. Y es que para mi modo de ver no hay humillación física que no conlleve con ella una humillación mental y/o emocional y si puede haber según mi punto de vista una humillación mental y/o emocional, sin que haya una humillación física..

Para poner un ejemplo puedo decir que aun recuerdo esa primera vez que ante un grupo de personas del ámbito BDSM, en una reunión en casa, La Dueña me hizo atender a los invitados, no solo desnuda, con el collar puesto y con una ball gag que me hacia babear sobre mi misma. Ya en soledad recuerdo que lloré mucho, pero eran lagrimas mezcla de dolor por la humillación y de coraje porque toda la noche estuve excitada. Ahora no es tan difícil para mi este tipo de situaciones pero no porque no siga sintiendo esos sentimientos de esa primera vez, es más sencillo solo porque existe mas confianza y más familiaridad. Y también debo reconocer que es un poco menos fuerte el aceptarlo ya que se que lo he hecho antes.

Pero también estoy conciente que cada nueva prueba de este tipo, cada vez que me humilla de alguna forma que no lo ha hecho antes me lleva aun estado parecido aquella primera vez, y me afecta de forma intensa.

Si me hubieran preguntado hace unos años si soñaba en convertirme en la perra de la Sra. AMANDA, hubiera contestado que si era una broma. No hubiera ni siquiera en sueños haber tenido un pensamiento de ese tipo y sobre todo no creo que hubiera considerado que no me afectaría mental y emocionalmente el ser tratada como una perra. Y ahora pues lo soy, no solo su perra si no su esclava y lo disfruto en muchos aspectos. No niego que en ocasiones me retuerzo y me cuesta trabajo cuando me ordena algunas cosas, o cuando hago que no me gusta y se que estoy obligada a hacer. Pero al final de cuentas lo hago y encuentro una satisfacción en hacerlo

Algunas personas no pueden manejar la humillación verbal. Muy al principio tuve algunos problemas con ello, cuando empecé como sumisa. Pienso que en parte fue por la relación amorosa que ya existía. Pero fue disminuyendo de forma rápida y pronto pude manejarla adecuadamente. La humillación física, actualmente actúa en mi provocándome sentimientos degradantes, haciéndome sentir como algo de lo más bajo, una puta, una perra, algo menos que un ser humano. Mucho tiempo no fui capaz de hacerlo, recuerdo que le decía a La Dueña: “Por favor no me obligues a hacerlo” “en verdad no puedo” Y Ella cedía a mis suplicas y mis ruegos.
Ahora poco a poco me ha llevado a aceptar esas cosas sin mayor problema para mi. La Dueña sabe que cosas y que palabras desencadenan actitudes y reacciones negativas en mi, sabe que yo pienso que aún no me las ha ordenado, o me las ha dicho todavía. Hacer cosas humillantes es algo que me cuesta mucho trabajo, que es realmente difícil para mi hacerlas, pero curiosamente yo misma me admiro de anhelarlas… Y eso también lo sabe.

¿Por qué siento eso?

Pienso que es por la sencilla razón que yo se que La Dueña disfruta el que yo haga cosas que odio, si me lo pide. Siento que es una forma de mostrarme el control que tiene sobre mí y cuando desea mostrarme de forma eficaz que este control es fuerte y total, es cuando me hace hacer las cosas más humillantes. Me gusta y disfruto el que me muestre que le pertenezco, que me muestre quien y que soy. Me hace hacerme sentir mas suya cada vez que lo hace.

Otra razón es que considero que fortalece nuestra relación de Dueña/esclava. Si es cpaz de decirme cosas, hacerme hacer cosas que me hacen sentir y aparecer como lo más bajo y despreciable que pueda haber, como en ocasiones me siento… Y cuida de mi, me quiere de cualquier forma… Entonces es una forma incondicional de quererme, de aceptarme y ese tipo de relación es la que quiero para mi toda la vida

Por último, realmente pienso que esa humillación me hace mantenerme y darme cuenta de mi estado de sumisión. Como decía, me veo odiando en un momento dado lo que estoy haciendo, pero de manera increíble en esos momentos tengo un sentimiento, una sensación increíblemente de sumisión y de agradecimiento ya que La Dueña me pidió algo muy difícil para mi, porque considera que puedo hacerlo. Eso me hace superarme. Me empuja a ser más. Me permite el mostrarle lo grande de mi entrega, de mi sumisión a Ella. Mostrale que puedo ser como lo que Ella desea que sea.

Y algo pasa entonces dentro de mi que no puedo explicar. De alguna forma me hace y me siento más fuerte. Me hace dame cuenta de que puedo hacer cosas y manejar situaciones mas de lo que nunca soñé que podría. Sin embargo no todo es fácil. Si bien la humillación en mi, funciona como una forma de refuerzo, también es cierto que crea una condición de stress muy fuerte. El stress puede ser desencadenante de malas actitudes y puede en un momento el dar lugar a pensamientos y emociones dañinos en una relación. Afortunadamente La dueña y esta esclava hasta ahora, hemos buscado el crear un entorno y canales de comunicación muy honestos en nuestra relación, de forma que incluso ese tipo de emociones y pensamientos negativos y/o potencialmente dañinos podamos discutirlos de forma abierta y honesta. Esto ha hecho de mi una mujer más fuerte y nuestra relación tanto de pareja como de Dueña/esclava más solida.

La humillación no es algo que yo ame, que busque aunque en ocasiones la necesite. No podría lidiar con ella si no estuviera yo segura del lugar que ocupo en la vida de la Sra. AMANDA. Se a estas alturas de la relación que es algo que puedo manejar, e incluso como ya he dicho antes que incluso en ocasiones necesito y anhelo y que por supuesto de alguna manera termino por acabar agradeciendo.

Sra. AMANDA, Soy totalmente suya en la forma que Ud. Quiera que lo sea, y lo soy de la forma más profunda de lo soy capaz de imaginar. Gracias por la seguridad que le brinda a su esclava, por hacerla crecer como persona, como mujer, como la esclava que es.
La Amo.

La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

miércoles, 20 de mayo de 2009

Normalidad


Las cosas empiezan a tomar rumbo y cause. Ya vueltas de alguna forma a la normalidad de la vida diaria de trabajo y estudio empezamos a organizarnos más en forma. Sandy llega más temprano normalmente y ha tomado a su cargo la preparación de la comida, mientras que yo me hago cargo de la limpieza diaria del departamento. La cena la preparamos entre las dos y el desayuno sigue siendo cosa mía ya que ella sale muy temprano y normalmente solo toma un vaso de leche y se hace un pequeño almuerzo para llevar. El arreglo de las cosas de La Dueña, como su baño, la ropa que usará, etc., las sigo atendiendo yo. Normalmente sandy se ducha por la noche y yo temprano por la mañana, antes de despertar a la Dueña.
Si bien no han faltado las llamadas de atención, estas han sido pocas y en general creo que La Dueña hasta ahora se siente satisfecha con sus esclavas.
La Doma de sus esclavas para adaptarlas a su nueva condición y a lo que espera de ellas ha sido continua e intensa durante los días pasados.
Hasta ahora la relación, el trato y la convivencia de sandy ha sido no solamente buena sino que ha estado plena de cariño, afecto y detalles hermosos.
La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

viernes, 15 de mayo de 2009

Adaptandome..


Poco a poco me voy adaptando a la nueva situación. La verdad es que ha sido más fácil que lo que pensé en un principio. Cierto es también que faltan cosas para regresar a la normalidad. Por un lado La Dueña ya no descansara los viernes y esperamos que ya la próxima se reanuden las actividades escolares con lo que sandy y yo tendremos de igual forma que dedicarnos a nuestras actividades propias.

Por lo pronto creo que estoy clara en los cambios que me afectan. Por un lado estan esos en que las tareas de la casa por un lado serán mayores, pero por otro son compartidas por las dos.
De entrada pues me lleve una buena reprimenda por haber dado a conocer antes de que lo dispusiera La Dueña de la nueva situación. Me sentí muy mal cuando me llamo la atención y me ordeno que no publicará más por el momento como parte del castigo que me hice acreedora. De igual forma me sorprendió que ese día por la noche cuando me fui a dormir, me indicara que me subiera a su cama y permaneciera ahí con el trasero levantado. Después de un buen rato de recibir su orden, se presento en la habitación y mientras me reconvenía nuevamente por la falta de tacto de mi parte sin esperarlo yo tomo el cinto de sus jeans y azoto mi trasero por 5 veces. A cada uno de los cintarazos me hacía saber que eran un castigo. Al terminar me ordeno bajar de su cama e irme a mi lugar. Por suerte ya las señales de los mismos a estas alturas ya no son visibles. Por la mañana del siguiente día, sandy no pudo dejar de notar las huellas en mi trasero. Se ofreció a ponerme linimento, lo que aprovecho La Dueña para dejarnos en claro que podíamos tocarnos en un momento dado, pero no podíamos llegar a un orgasmo sin su consentimiento y tampoco podíamos tener juegos de sexo anal. El ano de sus esclavas era solo para su propio disfrute.
De igual forma como una tarea nueva para mi esta el enseñar a sandy los gustos particulares de la Dueña, en cuanto a la comida, el vestir, baño, horarios, etc.

La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

jueves, 7 de mayo de 2009

Necesidad...


Como esclava de La Dueña hay algo que es primordial para mi. Sentir “SU CONTROL”
Leemos mucho sobre el control y sobre como lograrlo. Leemos a muchos dominantes y vemos que el control sexual es algo de lo primero que intentan. Lo entiendo, es algo que a tod@s nos atrae y nos causa morbo.
Sin embargo adentrada ya un poquitíto en esto de la esclavitud, donde como esclava no puedo hacer nada más que aquello que Ella me permite. Que debo pensar NO en lo que yo haría, como lo haría y en que momento lo haría, SI NO que debo pensar en que es lo que Ella desea que haga, en que momento, como y donde. No es el control de ciertos aspectos lo que me hace estar feliz de ser la esclava de la Dueña. Es ese sentimiento de que lo que haga lo debo hacer pensando en Ella. Es su control sobre mi en todos los aspectos.
Normalmente controla cuanto hago, y no necesita estar presente y lo hago porque no puedo dejar de hacerlo, no porque si no lo hago me castigue (algunas veces sucede), no porque alguien me este forzando a hacerlo. Lo hago porque ya no tengo otra opción, mi placer esta en eso. En saber que si bien puedo hacerlo como lo haría cualquier persona, mi sentimiento de esclavitud, el control que Ella ejerce en mi no me lo permite.
Si lo trasladamos un poco a ciertas prácticas de BDSM vemos que el control sobre la sexualidad o para ser más precisa debo referirme al control del orgasmo (ojo no a la denegación del mismo, o la castidad) es algo que disfrutan mucho Amos y sumisos. Y lo disfrutan y les causa mucho morbo y placer. La parte sumisa disfruta esa negativa de llegar al final hasta que su amo le da la autorización, su placer se acentúa porque trata de complacer a su amo, porque trata de salir avante de ese reto que le implica el controlar su instinto de explotar en una oleada de placer y retrasarlo a pesar de que cada ves se intensifica más. El amo disfruta viendo ese esfuerzo, se da cuenta que tratan de darle gusto, se complace en poder dominar a tal grado a su sumis@, se deleita viendo como sus ordenes junto con su accionar l@ vuelven loca de placer. Es el morbo, el placer de dar de ambas partes. Cuando por fin llega ese permiso y el Dominante dice, DAMELO, la parte sumisa, obedece y experimenta una liberación, un placer inusitado. El Dominante disfruta ver como se libera, como en ese momento deja de pensar la parte sumisa en si misma, en su Dominante, en su entorno, para abandonarse al placer. La ha llevado a un punto donde es libre por un instante al menos. Alcanzo esa libertad en su entrega, en su sumisión.
Si este tipo de morbo, de placer, por sentirse libre lo trasladamos a la vida en esclavitud pues se tiene que la parte esclava puede llegar a darse en todo momento y de forma total porque de esa forma en su esclavitud, encuentra su libertad. Su placer esta en que sabe que la única forma de ser libre es negándose así misma y entregándose de forma completa a su Dueñ@ y que a través de sus manos lograra esa libertad
No puede ser más libre, la única cosa que necesita en este mundo es el poder tener el privilegio de complacer a su Dueñ@. Lo demás que ocurre a su alrededor deja de tener importancia ante esto.

La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

martes, 5 de mayo de 2009

Cominzos...


Debido a las circunstancias ayer estuvimos las tres en casa. La Dueña si bien no fue a la oficina, estuvo la mayor parte del día trabajando aquí en casa. Así que de hecho fue como si hubiera ido a la oficina. Sandy y yo nos dedicamos a arreglar un poco más en forma sus cosas y me ayudo con las labores de la casa. Empezamos poco a poco a adaptarnos. Hay cosas de la vida diaria que se complican un poco al haber otro habitante en casa. Estamos viendo de que forma se pueden organizar ciertos horarios por ejemplo como es el de ducharse. Por supuesto que todo referido a nosotras dos, ya que no se trata de complicarle la vida a la Dueña. De igual forma que tareas seran responsabilidad de cada una, aunque ya esta adelantado que yo sigo igual y que sandy deberá aplicarse a estudiar y si le queda tiempo ayude en lo que pueda. Sabemos que por el momento pues todo es novedad y que quizás no sea todo tan sencillo y exento de pequeños problemas una vez que pase esta novedad.

La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

lunes, 4 de mayo de 2009

Fin de Semana

Viernes
Este fin de semana estuvo pleno de no solo de actividad si no también de sentimientos, y novedades.
El viernes por la tarde La Dueña después de comer me indicó que pasaríamos la noche en casa de la Sra. Nelly. Cuando le pregunte que cosas empacaba para el fin de semana, me indicó que nada, solamente pasaríamos esa noche con nuestras amigas. En el camino me indicó que tenía cosas importantes que hablar y arreglar con la Sra. Nelly. Todo el camino se fue callada.
Llegamos a la casa y como siempre fuimos recibidas de forma afectuosa y con muestras de cariño. Después de los saludos, preparamos Sandy y yo una gran jarra de agua de frutas y la llevamos a la sala donde se encontraban las Señoras. Una vez que servimos, La Dueña me indicó que fuera al jardín, que Ellas tres tenían que hablar. Me extraño esta actitud pero me limite a obedecer. Pasaron varias horas, las luces del jardín se encendieron y Ellas seguían conversando. A eso de las 9.30 de la noche me llamó La Dueña y me pidió que preparara algo para cenar. Debía servir en el comedor. Puse la mesa para 4 y prepare una cena sencilla como me había indicado.
Cenamos comentando las noticias sobre todo lo sucedido en la semana respecto a la epidemia que se desato en el país y cosas sin mayor importancia. Sandy estuvo muy callada durante la cena, contrario a su costumbre.
Cuando terminamos de cenar, La Sra. Nelly le dijo a Sandy que recogiera el servicio y que levantara la cocina. La Dueña me dijo fuera a la habitación y la esperara ahí.

Me estaba quedando dormida cuando llego La Dueña. Fue entonces cuando me puso al tanto de todo. En cierta forma era la confirmación de lo que ya habíamos comentado en las semanas anteriores. La Sra. Nelly regresaba a Canadá y sandy debía quedarse a terminar sus estudios. Cuando la Sra. Nelly le ofreció su libertad al principio sandy no aceptó pero acabo haciéndolo cuando le hizo ver su Dueña que no podía dejar los estudios tirados cuando ya casi estaba a punto de terminar y mas teniendo la beca que tenía.
Para acabar pronto sandy le propuso entonces que la dejara a cargo de La Dueña.
De esto ya me había hablado La Dueña y me había preguntado mi opinión al respecto. Mi respuesta fue que aceptaría lo que ella decidiera y que de tener Ella otra sumisa u otra esclava que prefería mejor que fuera sandy a una desconocida. Como pareja también lo habíamos hablado y me dejo muy en claro que si la situación se daba la relación con sandy seria exclusivamente en sentido BDSM.

Volvió a preguntar si no tenía yo alguna objeción para aceptar a sandy como parte de nuestra relación BDSM. Le comente que pensaba que no y que esperaba poder comportarme adecuadamente, que solo le pedía que fuera un poco paciente y en caso de que fallara me ayudara a superar esas fallas.

Salió de la habitación y regreso media hora después para decir solamente que todo estaba ya arreglado. Me dijo que debíamos levantarnos temprano ya que llevaríamos a La Sra. Nelly al aeropuerto.
Abrí tamaños Ojos y me salio un ¡¡¡Como!!!
Se río un poco y dijo:
Si así es. Anda ven y tratemos de dormir un poco.
Me metí a la cama junto a ella.
Me estaba quedando dormida cuando sentí sus brazos y su boca besando mi cuello.
Te amo lila… Yo a ti Amanda… El amanecer nos encontró dormidas una en brazos de la otra.

Sábado:
Una taza de café, y partimos al aeropuerto. La despedida fue algo sentimental. Después de todo se alejaba en la distancia pero no en el corazón una buena amiga. Para sandy un poco mas fuerte ya que si bien su relación era solamente de Ama/esclava, los vínculos afectivos no dejan de sentirse.

Al llegar a casa, La Dueña lo primero que dijo es que había que formalizar un poco las cosas. Por principio de cuentas le pregunto a sandy que si estaba segura de lo que le había pedido. Que aun era tiempo de dar marcha atrás y quedarse en casa como una asistida o como una invitada. Sandy le respondió que si tanto Ella como yo la aceptábamos le gustaría ser lo que La Dueña decidiera. Su sumisa o su esclava.
La Dueña respondió que entonces estaría a prueba como su esclava. Sandy le agradeció que la aceptara y dijo que trataría de ganarse su collar definitivo.
La Dueña se acerco a donde estaba sandy le levanto la cara con su mano, le hizo que la mirara a los ojos y le dijo que no esperaba menos.

Mientras comimos, nos dio instrucciones. Había mucho que hacer. Por una parte organizar la mudanza de sandy a casa lo antes posible, para que el matrimonio amigo de La Sra. Nelly que había quedado de rentarle el inmueble pudiera hacer uso de el.

Las cosas cambiarían en algunos aspectos operativos para mi también. Teniendo sandy que hacer trabajos de la escuela pues en mas de una ocasión vendrían sus condiscípulos y amigos a casa. Así que habría que ser aun más discretas. Sandy ayudaría en las tareas de la casa pero su principal obligación y tarea era estudiar. El dinero de su beca sería para pagar los libros y útiles que necesitara para la escuela y solo cooperaría para su manutención con la cantidad que pagaría si viviera en un cuarto de asistencia, siempre y cuando no necesitara ese dinero para cosas escolares. Debía hacer cuentas puntuales del dinero recibido y en que lo gastaba.

Quitando esta prioridad sobre los estudios y que dormiría en la habitación de los huéspedes, en lo demás debía atenerse a las reglas que tenía yo establecidas.

Regresamos a casa después de pasear un rato por el centro comercial y rentar una película.
Por la noche nos pusimos a ver la película las tres. La Dueña en el sillón y sus dos perras a sus pies. A la hora acostumbrada nos mando a dormir. Cuando se apareció en la recamara minutos después y mientras nos preparamos a dormir me pregunto:
¿todo bien perrita?
Si Señora.
Bien vamos a dormir.

Domingo:
Prácticamente todo el domingo la pasamos mudando a sandy a casa. Su ropa, sus libros, sus cosas, etc. Ya por la tarde pudimos hacer entrega de la casa a sus nuevos moradores.
Empezamos una nueva etapa las tres, espero que todo resulte bien



La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}