PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si desea preguntar algo a la esclava lilaNegra{AMANDA}, La esclava dará respuesta a sus preguntas. Si desea que se le responda en forma privada favor de advertirlo para tenerlo en cuenta. Por favor dirija sus cuestinamientos al correo de la esclava:

lilaoscura@gmail.com
En caso de no obtener respuesta de la esclava por favor reportelo a La Dueña de la esclava:

amandahernandez2@gmail.com


REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

Es Deseo de LA SEÑORA AMANDA, que esta esclava comparta en el blog algunas de las reflexiones, reglas, rutinas, etc. Todas ellas consecuencias de practicas, castigos, meditaciones, sentimientos etc. anotadas en su bitácora diaria de esclava. El orden de la publicación será al azar. En este sitio aparecerá la ultima publicada y las anteriores podrán consultarse en el siguiente enlace:

REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

"Es natural que esta esclava se sienta deprimida, triste y vacía cuando sabe que su actuar no resulta agradable a La Dueña".
27/10/10


miércoles, 8 de julio de 2009

El Placer De Las Cadenas

Nuevas experiencias, nuevas sensaciones. Los elementos y los materiales tienen cada uno su encanto diferente.
Siendo la piel el organo mas extenso del cuerpo humano, juega un papel muy importante en el tipo de sensaciones que nos permite percibir de los objetos y los materiales a los que la exponemos.
Nos permite distinguir la suavidad de una caricia, la aspereza de un papel de lija, el picor de una nalgada, el quemante ardor de un azote con la cane, la humedad de una lengua, la frialdad del hielo, el quemante goteo de la cera.
De igual forma dentro de los juegos de inmovilización, bondage, etc. Nos permite apreciar las diferencias entre los materiales empleados, las correas de cuero, las cuerdas de algodon, las burdas fabricadas con fibras toscas, La cinta de Ducto, el papel de envolver, las cadenas...
Cada material tiene su propio encanto. Uno con el que en nuestros juegos y practicas nunca habiamos experimentado es el de las cadenas.
La Dueña nos sorprendio con una serie de cadenas de diferentes largos. No son burdas ni tan pesadas.
Jugo un buen rato con sus dos esclavas. En lo personal me causo una exciitación muy particular el sentirme encadenada. Para empezar no hizo uso del collar o los restrictores de muñecas y pies para su labor. Todo fue sobre la piel y uso pequeños candados cuando sintio la necesidad de hacerlo. Sentir como creo un collar con a cadena alrededor de mi cuello y la fue deslizando por mi espalda, dando vuelta a mi torzo por arriba y por abajo de mis senos, creando despues un cinturon en mis caderas, bajarla entre mis gluteos y deslizarla entre mis muslos para volver a pasarla por el cinto y asegurar la punta a una pata de la mesa. El frio del metal que se siente a cada movimiento, el sonido que hace la cadena, el sentimiento de esclavitud que me hizo sentirme asi restringida fue muy fuerte.
Me gusta el bondage en general, me excita estar indefensa y sobre todo uinmovilizada. Con las cadenas por su propia construccion es más dificil el lograrlo que con las cuerdas o las cintas, pero en esas diferencias esta el poder disfrutar de nuevas sensaciones. No es igual el sentir como se desliza una cuerda sobre nuestra piel, normalmente es un sentimiento suave y calido si se hace con cuidado a diferencia de las cadenas que es una sensación fria y mas rigida.

Un nuevo gusto, un nuevo fetiche, un elemento más de control que La Dueña ha descubierto, ha creado, para el dominio de su perra.

La perra esclava
lilaNegra{AMANDA
}

4 comentarios:

Ele dijo...

Hermosa nueva experiencia, realmente las cadenas son diferentes al tacto en la piel, y me alegro las hayan probado.
Un saludo y un beso para las tres

Dantonmaltes dijo...

A ver si lo puedo probar esta noche...ya les cuento. Gracias por la inspiración...

jjadde, seda negra de Gor dijo...

y esa sensacion fria sobre la piel...


exisita......



adoro el bondage,,y las cadenas.....


un beso

Anónimo dijo...

Esa sensacion es hermosa e incomparable, pero provar a ponerlas enfrio y despues jugar con ellas, o al contrario darles calor, peor sin que queme y esa sensacion es placentera. n placer leeros.