PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si desea preguntar algo a la esclava lilaNegra{AMANDA}, La esclava dará respuesta a sus preguntas. Si desea que se le responda en forma privada favor de advertirlo para tenerlo en cuenta. Por favor dirija sus cuestinamientos al correo de la esclava:

lilaoscura@gmail.com
En caso de no obtener respuesta de la esclava por favor reportelo a La Dueña de la esclava:

amandahernandez2@gmail.com


REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

Es Deseo de LA SEÑORA AMANDA, que esta esclava comparta en el blog algunas de las reflexiones, reglas, rutinas, etc. Todas ellas consecuencias de practicas, castigos, meditaciones, sentimientos etc. anotadas en su bitácora diaria de esclava. El orden de la publicación será al azar. En este sitio aparecerá la ultima publicada y las anteriores podrán consultarse en el siguiente enlace:

REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

"Es natural que esta esclava se sienta deprimida, triste y vacía cuando sabe que su actuar no resulta agradable a La Dueña".
27/10/10


martes, 7 de septiembre de 2010

El Placer del Dolor

Recibí un precioso mail de clara{G}. donde me expresa algunos comentarios totalmente inmerecidos pero que le agradezco de todas formas. Entre otras cosas me expresaba que deseaba incrementar su tolerancia al dolor. Que consideraba que ni su Amo era sádico ni ella masoquista de forma extrema pero que a su Amo le gustaba el incluir el dolor en algunas sesiones y ella deseaba poder darle el placer de que lo hiciera pero que su tolerancia al dolor no es muy alta, aunque algunas de esas prácticas la exciten también a ella. He podido hablar con clara{G} de forma mas personal a través del msn y hacerle mis comentarios al respecto. Todo esto da pie al siguiente post respecto y quiero que quede claro a mi propia experiencia personal. Y también aclaro que me considero masoquista, ya que el dolor me gusta y me excita en una sesión.

Hablar de BDSM implica de inmediato en muchas personas hacerse una imagen mental de un Dominante empuñando un látigo y azotando a un pobre ser sumiso que grita del dolor
Por mucho que para algunos esa puede ser una imagen que les satisfaga, esto no quiere decir que todos los sumisos deseen o gusten de experiencias dolorosas. Esto puede ser muy desalentador para las personas que empiezan o se sienten atraídas por el BDSM y que no disfrutan del dolor...
Es lógico que piensen : ¡¡¡ Caramba en que me voy a meter !!! Y quizás esa persona piense que su deseo de servir en un plan sensual o de disfrutar su sumisión sirviendo simplemente podría parecer poco para un posible Dominante

Los Amos y Dominantes que disfrutan del dolor también tienen sus problemas con el tema. Conozco muchos Dominantes y Amos que disfrutan inflingiendo dolor a sus sumisos en entrenamiento o de forma habitual en sus sesiones. Otros quizás no les guste o les parezca adecuado este comportamiento o este tipo de prácticas con sus sumisos. Pero si en un momento dado se consigue lo que se desea a través de la obediencia, entonces ¿Por qué privarse y privarlo del gusto?.

Pero ¿qué hacer si se tiene como Amo a alguien que es más sádico que lo masoquista que pueda ser uno?. La Dueña siempre trata de ir un paso adelante de mi, en la curva Sadomasoquista. Entre más dolor aprendo a soportar, Ella encuentra la forma de infligir un poco más. En cierta forma esto es algo que considero bueno, ya que en la medida que hacemos este camino juntos, se convierte en algo placentero para ambas. Me obliga a encontrar nuevas formas de aprender a lidiar con el dolor e incrementar mi resistencia al mismo y esto me hace poder esperar y confiar en que podré darle un mayor placer en cada sesión.. La Dueña siempre me anima agradeciendo, expresándome y demostrándome de mil formas y detalles que valora todo lo que le doy, que sabe que le doy lo mejor de mi y que lo hago de forma total. Esas simples expresiones me hacen saber que no importa la cantidad de dolor que soporte, pero que Ella espera que sea lo que yo puedo soportar ni más ni menos. Sin embargo el orgullo de complacerla me hace soportar el dolor que me da, e incluso lo enfoco a que me ayudara a aprender a soportar más aun y a que mi nivel ante el dolor se incrementará. Sin embargo Ella siempre está pendiente de mis advertencias y yo de manifestarle el nivel de dolor que percibo. La forma de hacerlo es de varias formas y entre ellas está el de números del 1 al 10, ya sea Ella preguntando o bien yo diciéndole. Entre más alto más intenso y normalmente sabe cuando detenerse. Con señas usando los dedos de las manos cuando estoy amordazada, o bien el clásico semáforo de colores verde, amarillo y rojo. Después de todo si su juguete (que soy yo) se rompe o se daña durante la sesión, eso nos afectara físicamente y mentalmente a ambas para sesiones futuras y eso pues no es muy gratificante para ninguna de las dos.
El primer método que usó para entrenarme a soportar el dolor fue entrenarme para erotizarlo. Esto lo ha hecho por mucho tiempo. En todo juego sensual intercala algo de dolor. Si estimula mi clítoris quizás me de alguna nalgada, una mordida, o pellizque mis pezones. Intercalando siempre algo de dolor con mis orgasmos. Se asegura que en esta mezcla de placer y dolor, en esos momentos sensuales, el dolor no sea tan fuerte que no pueda manejarlo y de esa forma siempre asocie en mi mente el dolor y el placer.
Los Dominantes y/o los sumisos que intenten esto deben asegurarse de no usar demasiado dolor, y no incrementar el nivel de este demasiado rápido. Se debe recordar que la estimulación placentera debe estar arriba de la dolorosa. La erotización del dolor se basa básicamente en que el cerebro siempre elegirá la opción más placentera sobre la dolorosa y que si hay el suficiente condicionamiento (teoría de Pavlov) de asociación, el cerebro y el cuerpo reaccionaran instintivamente. Esto ha funcionado muy bien en nuestra relación hasta ahora y pese a la experiencia y el nivel alcanzado como todo en la vida hay que seguir practicándolo de forma constante.

En ocasiones uso otro método para lidiar con el dolor en una sesión. De alguna forma engaño a mi cuerpo para que ignore el dolor inflingido. Conforme el dolor aumenta, si puedo me produzco un dolor yo misma con el fin de dispersar la energía que me produce el dolor que se me inflinge. Un ejemplo es morderme los labios o pisarme con la punta del taco de un pie el otro. Supongo que mi cerebro tiene que manejar ambos y eso hace que se focalice menos en el que se me inflinge.
Hay quien dice que esto es jugar sucio con el Dominante. Porque El no esta recibiendo lo que pretende. Discrepo en eso. Recibo el dolor que me da y La Doña puede reaccionar de acuerdo a mi respuesta. Debo decir sin embargo que cuando La Dueña se da cuenta de este tipo de práctica y desea que no la use simplemente toma las medidas necesarias para evitarlo. Separa mis pies, pone alguna mordaza, etc. Pero para quién apenas esta aprendiendo puede ser un buen método de ir manejando el dolor.
También puede usarse una forma de retroalimentación mental para tratar de limitar la intensidad del dolor. A mi me funciona algunas veces cuando me duele una muela o bien la cabeza, el imaginar o visualizar el dolor por ejemplo dentro de un bote de basura o dentro de una caja, de modo de confinarlo en la dimensión que tiene y que no se haga mayor. De igual modo puede visualizarse como un color o como alguna otra cosa como temperatura. Si imagino que el dolor que tengo es naranja y que no debe convertirse en rojo me ayuda a limitarlo de igual forma si lo visualizo como frio, tibio o caliente. Cada quien puede encontrar que le puede funcionar mejor. Debo admitir que si bien este método me ayuda con los dolores como decía de muelas y cabeza normalmente en una sesión no me sirve. Quizás por la excitación o por el momento no puedo conseguir tomar control sobre mi cabeza para hacer este tipo de retroalimentación. Quizás alguien con mayor experiencia en el control de si mismo pueda lograrlo.

Durante una sesión por supuesto que algo fundamental es mi confianza en que La Dueña me ayude a manejar el dolor que me da. Un calentamiento previo es necesario siempre. Muchas veces se olvida de este pequeño detalle sobre todo cuando se esta ansioso por empezar una sesión o cuando se tiene poco tiempo para la misma. Sin un calentamiento previo un simple azote con la fusta o la vara (implementos que normalmente disfruto) me producen un dolor tan intenso que me hacen llorar e incluso caer arrodillada al piso.
Normalmente solo en caso de un castigo lo llega a hacer La Dueña de esta forma. Durante las sesiones cuando desea infligir dolor a su esclava, normalmente empieza por dar un pequeño masaje primero de forma suave, subiendo la intensidad del mismo hasta que lo convierte en un masaje realmente fuerte. No deja de hacerlo hasta que considera que esta lista esa parte del cuerpo de su esclava para recibir y manejar el dolor que ELLA desea impartirle. Si se comienza con un calentamiento la piel se acostumbra al dolor más fácilmente y se soportará una intensidad mayor conforme se avanza en la sesión. Normalmente en una sesión donde La Dueña incluye azotes siempre el ultimo independientemente de con que lo haga es el más fuerte e intenso. Si empezara sin calentar la zona azotar de su esclava y le proporcionara un golpe con la vara como los que acostumbra a terminar segura estoy que pediría que parara y quizás ahí se terminara la sesión de azotes sin haber casi comenzado la misma. Con un calentamiento adecuado y llevando la sesión poco a poco y de menos a más durante la sesión en cambio se que puedo soportar ese último golpe y darle las gracias con una sonrisa, como si hubiera sido una caricia.
Esto del calentar la zona aplica de igual forma a otras Practicas dolorosas como el pinzado las agujas, la cera, etc.
Ahora bien, aún cuando la zona se haya calentado adecuadamente, una no siempre tiene el mismo umbral, resistencia, etc ante el dolor. Puede una darse cuenta que las reacciones ante el dolor pueden variar de acuerdo al día que se haya tenido, al nivel hormonal, la temperatura de la habitación, el lugar, las condiciones del entorno, etc. En los meses anteriores me he encontrado que no he podido manejar los niveles acostumbrados de dolor que manejaba habitualmente de forma fácil. Ha hecho calor, el tiempo ha estado húmedo, he tenido una carga emocional bastante fuerte con la ausencia de sandy. etc. Hay muchos factores y causas que no está en nuestras manos controlar. Un simple cambio hormonal puede hacer que el cuerpo este más o menos sensible respecto a la sesión anterior. De igual modo una emoción intensa buena o mala en el día o los días anteriores a la sesión pueden influir, como también alguna preocupación que se tenga o el simple estres. Por esto último es indispensable que haya una buena comunicación entre los participantes de la sesión. Debe abrirse una totalmente ante su Dueñ@, independientemente de si se esta en una relación 24/7 o no. Debe dejar que su Dueñ@ este enterad@ de que es lo que pasa en su vida y con su cuerpo. Si no se puede manejar la cantidad que normalmente acostumbraba de dolor , no hay que angustiarse y hacerle al valiente. Recuerde que siempre y cuando Ud de todo lo que puede dar su AM@ se sentirá (o deberá sentirse) orgullos@ de Ud y de su entrega.
Estoy orgullosa de mi habilidad para manejar el dolor que La Dueña me desea impartir. Admito que tengo mi lado masoquista muy fuerte, y que es muy fácil para mí erotizar el dolor.
De hecho, el dolor es una parte de nuestra vida íntima que disfrutamos mucho. La Dueña dándomelo y yo recibiéndolo sabiendo que lo disfruta como una muestra de que le pertenezco.
Me gustaría aprovechar para que si alguien de los lectores tiene algunos métodos para tratar el dolor infligido en una sesión de juego o tiene algún tipo o método de entrenamiento para incrementar el nivel de dolor y desea compartirlo por favor hágalo. Aprenderemos todos de sus experiencias

La perra esclava
lilaNegra{AMANDA}

6 comentarios:

AcErTiJo dijo...

Este post es GENIAL!!!! REALMENTE genial yo mas bien necesito consejo !!! justo ayer por la noche conversaba con mi AMO de esto y de como podria aumentar mis niveles de resistencia....aunque ayer por la noche el ha sido bastante suave conmigo en consideracon a mi estado, un poco nerviosa( por cosas personales ajenas al D/S) , fue una sesion sin dolor la de la anoche y por que bueno a veces una se pone asi sensible....cosas de las hormonas femeninas supongo
perfecto post!

saludos lilanegra{AMANDA} y mis respetos a tu DUEÑA

AcErTiJo dijo...

Pero igual deseo aumentar mi resistencia ,para complacerlo, no nos consideramos extremos , pero creo q mi nivel de resistenia al dolor es menor de lo q EL esperaba quiza!...yo yo quiero aprender por EL !!!

{ÍsisdoEgito}JZ - Tua, somente tua dijo...

lilanegra{AMANDA},

Admiro a forma como descreve tuas sensações....

Nunca pensei que algum dia pudesse dizer que sou um pouco masoquista, mais hoje sei e digo que sou.

Mas isso foi lentamente sendo lapidado através das mão de meu Dono, um sádico leve.

Eu como voce, erotizo a dor, fazendo com que ela não seja o foco principal, transformando-a em prazer de alguma maneira.

Tento abstrair-me e vejo que consigo separar a dor, até um limite que cada vez mais, fica longe e resistente.
Meu DONO me treina para isso, assim como tua AMA.

Não é imposto diretamente, pelo contrário, é algo que flui em cada sessão, em cada encontro, as vezes de forma natural e sem que saibamos que esta acontecendo.....mas acontece.

Meu corpo ja pede a dor, rs

Adorei a pergunta e a resposta mais ainda.

Obrigada sra.AMANDA, por deixar que tua escrava escreva o que aprende com a submissão.

Beijos carinhosos,

ÍsisdoJun

Kali The Black dijo...

Enhorabuena por este post tan explicativo, mucho de esto lo has contado muy bien en entradas anteriores sobre vuestras sesiones, pero aquí lo has resumido de una forma muy práctica. Leer tu perspectiva me resulta muy útil como Dómina principiante que soy.

Aprovecho para saludar y decirte que hace muuucho que sigo vuestros blogs, habéis sido una de mis primeras referencias del mundo BDSM. Admiro mucho a la Señora Amanda como la gran Dómina que demuestra ser, y a vosotras porque siempre os esforzáis en seguir evolucionando en vuestra sumisión.

Anónimo dijo...

me encanto leer tu post, es realmente bastante explicativo. Pero me alegro de sobre manera el volver a ver un post tuyo... tenian un poquito abandonado el blog, verdad?
Espero que se encuentren muy bien todas. y felicitar otra vez a la Señora Amanda por la preciosa esclava que tiene.
besitos...
cuidense ambas

*YLLENAH* SM dijo...

As sensações provocadas pela dor é algo sobrenatural.

Quando usada de forma sensual pode provocar prazeres infindos...

E para quem aprecio um maso, então é o paraiso.

muito legal.

yllenah