PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Si desea preguntar algo a la esclava lilaNegra{AMANDA}, La esclava dará respuesta a sus preguntas. Si desea que se le responda en forma privada favor de advertirlo para tenerlo en cuenta. Por favor dirija sus cuestinamientos al correo de la esclava:

lilaoscura@gmail.com
En caso de no obtener respuesta de la esclava por favor reportelo a La Dueña de la esclava:

amandahernandez2@gmail.com


REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

Es Deseo de LA SEÑORA AMANDA, que esta esclava comparta en el blog algunas de las reflexiones, reglas, rutinas, etc. Todas ellas consecuencias de practicas, castigos, meditaciones, sentimientos etc. anotadas en su bitácora diaria de esclava. El orden de la publicación será al azar. En este sitio aparecerá la ultima publicada y las anteriores podrán consultarse en el siguiente enlace:

REFLEXIONES DE LA ESCLAVA

"Es natural que esta esclava se sienta deprimida, triste y vacía cuando sabe que su actuar no resulta agradable a La Dueña".
27/10/10


jueves, 15 de septiembre de 2011

Rebeldía



Después de unos días sin mayor cosa que compartirles el fin de semana estuvo verdaderamente activo.
El viernes por la noche llegaron la Señora y sandy de trabajar. La Señora preguntó como había estado mi día y se me salió una no muy buena forma de responder a su pregunta.
-Aburrida y sola pero bien-
La Señora no dijo nada.
Antes de cenar preguntó si me pasaba algo y en vez de responder bien y decirle que me sentía un poco abandonada, le volví a decir que no me pasaba nada.
-¿Segura lila?-
-Si, Señora-
Se levanto del sillón donde estaba sentada, se acerco y tomándome de una de las dos coletas con que estaba peinada me jalo literalmente hasta la mesa y doblándome por la cintura empujo mi torso contra la ella. Una de sus manos me empujaba y sostenía contra la mesa mientras la otra bajo mi short hasta las rodillas.
Sin más en frío descargo una nalgada con gran fuerza como pocas veces lo ha hecho a tal grado que sus dedos quedaron pintados en mi nalga. Antes de que pudiera reaccionar otra nalgada igual de fuerte cayó sobre mi otra nalga.
-La primera te la envió el Sr. F. y la segunda es por confiar más en tras personas que en tu Dueña y por no decirme como te sientes desde hace días.-
-Señora…-
- ¡CALLATE ZORRA!, no quiero oír una palabra más de tu boca-
Tomo mi coleta nuevamente y sin darme tiempo a subirme el short me arrastro hasta un rincón de la sala y ordeno que permaneciera de pie.
Llamo a sandy para que sirviera a cena y se sentara con Ella a cenar. Una vez que terminaron y la cachorra termino de levantar la mesa se pusieron ambas a ver la TV.
Cuando creyó prudente le dijo a sandy que era hora de ir a dormir y que deseaba la acompañara en su cama y durmiera con Ella.
Dirigiéndose a mí dijo:
-Si te apetece puedes cenar-
-Señora discúlpeme..-
-lila dije que no quería oír una sola palabra mas de tu sucia boca este día, obedece ¡CARAJO!-
-Cuando acabes de cenar- Agrego- juntas las cosas apagas las luces y si gustas puedes dormir en el sofá-
Dio la vuelta y fue hasta su recamara cerrándola tras Ella.
Me subí los shorts y fui a tomar un vaso de leche, junte apague y me acomode en el sofá como mejor pude. El sueño tardo un poco en regresar por causa del sentimiento y de la rabia que sentía.

SABADO
Por la mañana del sábado me desperté temprano esperando sorprenderla con el desayuno preparado. Pero la sorprendida fui yo al encontrarla sentada bebiendo una taza de cafés.
Me llamo y me indico que me sirviera una taza y me sentara con Ella en la mesa.
-Que tienes que decir perrita-
-ofrecerle mis disculpas Señora-
-¿sabes que me molesto?-
-No muy bien Señora-
-La semana pasada hablamos de que si te pasaba algo me dijiste que te sentías sola y aburrida. Te explique que fueras paciente porque tenía una sobrecarga de trabajo, incluso te puse una prueba para calmar el aburrimiento, Nuevamente te pregunte todos los días de esta semana como estabas y siempre respondiste que bien. Si no informas a tu Dueña de cómo te sientes en verdad ¿cómo puedo actuar bien? Dime.-
-Lo siento Señora no volverá a suceder-
-Pero lo peor lila es que te quejaste con otras personas de lo que te sucedía y como te sentías. No me lo dijiste a mi y si a otras personas. Dime ¿quieres cambiar de Amo?-
-No Señora no diga eso nunca. Nunca lo vuelva a repetir-
-Bien entonces espero que no se vuelva a repetir.-
-No, Señora no volverá a suceder-

Empezó a comentarme que ese día lo dedicaría a Sandy y a mí. Hablamos de las malas noticias que llegan de México y cosas sin importancia..
Cuando hablábamos llego sandy que se acababa de despertar. Preparo unos hot Cakes para las tres y se sentó a desayunar con nosotras. Cuando terminamos de desayunar, sandy lavo los trastes mientras yo recogía las cosas Cuando terminamos, la Sra. dijo que era hora de vestirnos y después haríamos las tareas domesticas.
Fuimos a ayudarla a vestirse y con sorpresa nos encontramos con que tenia preparado una serie de prendas para nosotras.
Había escogido unos conjuntos deportivos de licra pegados que usamos para hacer aeróbic, tienen un TOP y un short que llega a medio muslo y que siendo elásticos se pegan al cuerpo había también un par de bragas del tipo bóxer o mas bien de media faja que sinceramente no se de donde saco. Estos cubren desde la cintura hasta unos 10 cms del muslo. Nos ordeno que nos vistiéramos con esa ropa. Sandy como siempre no dijo nada y yo no estaba en posición de decir nada pero me pareció muy rara su actitud.
Una vez vestidas nos coloco las restricciones en muñecas y tobillos así como el collar de sesiones. La Señora solo daba órdenes y decía monosílabos sin responder nada de lo que preguntábamos.
-Paréense una junto a la otra- ordeno
Me puse a un lado de sandy, a su lado izquierdo.
La Señora empezó a colocar cadenillas. Unió el tobillo izquierdo de sandy a mi tobillo derecho, la muñeca izquierda de sandy a la derecha mía y después coloco otra mas entre las dos muñecas unidas y los dos tobillos también unidos. Cuando acabo su tarea dijo:
-Den unos pasos para ver si quedaron bien-
Caminamos y al principio fue algo difícil el coordinarnos en el paso y lo mismo vimos que solo podíamos levantar un poco las manos unidas.
-Bien pequeñas ya estan listas para hacer sus tareas y aprender a trabajar en equipo. Por cierto las manos unidas no pueden usarlas-
La verdad es que fue un caos. Y más porque por un lado mi molestia y mala actitud y por el otro porque sandy nada mas se reía y lo tomaba a broma todo lo que pasaba cuando intentábamos hacer algo. Para mi era aun más difícil ya que la mano a usar era mi mano izquierda.
O peor fue cuando hubo que ir al servicio. El bajarse ese tipo de shorts y bragas fue muy difícil y no les cuento el subirlas nuevamente
Si nos poníamos de frente las dos manos quedaban del mismo lado y si nos poníamos de lado era difícil el ayudar a la otra, independientemente de que hay que tener coordinación para hacerlo al mismo tiempo. Nunca pensé seria tan complicado. Todo este tipo de detalles aunado a que sandy se reía todo el tiempo me puso de un humor muy malo lo reconozco.
En un incidente sin importancia, explote contra la cachorra. De inmediato la Dueña intervino. Una Ball Gag en la boca de lila fue el resultado de este exabrupto.
Para la hora de la comida pidió comida rápida por lo que no hubo que cocinar. Comimos las tres. Fue difícil el comer con la mano izquierda pero lo logre. Cuando terminamos de comer fuimos liberadas.
Sandy tuvo permiso para ir al cine con unas amigas por la tare por lo que se baño, se cambio y se fue.
Al quedarnos solas la Sra. me dijo que me quitaría todo ese orgullo y esos malos modos.
Fue una tarde de sesión donde me demostró quien manda.
Hacia mucho pero mucho tiempo que no me salía tanta rebeldía.. Pero al fin del día termine como perra con la cola entre las patas, lamiendo los pies y las manos de La Dueña. Dócil y sumisa.



La perra esclava

lilaNegra{AMANDA}

martes, 9 de agosto de 2011

Rosas




6/08/2011


Hoy sábado después de comer Sandy y yo recogíamos la cocina. La Dueña me ordeno dejara lo que estaba haciendo y fuera a prepararle el baño ya que deseaba bañarse. Deseaba hacerlo en la tina en lugar de ducharse. Puse a llenar la tina con agua bien caliente como me lo ordeno y a preparar su salida del baño y su ropa.
Estaba en esos preparativos cuando tocaron a la puerta.
-lila, la puerta atiende-
Deje lo que estaba haciendo y abrí la puerta. Era un mensajero de la florería. Traía a entregar dos cajas cada una con una docena de rosas Rojas.
Antes de preguntar algo dijo:
-¿Lila Hernández, Sandra Taylor?-
-Si- asentí aun desconcertada.
-Firme por favor-
Firme y fui hasta la cómoda y tome unas monedas y se la di
-Gracias-
La Dueña y Sandy me miraban y preguntaron acerca de las flores y quien las mandaba.
No sé de quién ni porque dije,
-Busca una tarjeta- dijo La Dueña
Ambas cajas traían una tarjeta con solo dos letras en una caligrafía hermosa “SF”
Se la alargue a La Dueña.
-Y ese o esa ¿Quién es?. Preguntó
-Yo que se-
-Sandy ¿Tu sabes quién las envía?-
-No, no se Señora-
-¿Cómo que no saben?.-Bueno ponlas en agua y ahora veré quien las manda. ¿Cómo va mi baño?-
- está casi listo Señora-
-Cuando este me avisas y más les vale que en verdad no sepan quién las envía- dijo saliendo hacia su recamara
Sandy me miro y se acerco a las flores que estaban hermosas.
-¿De quién son?- preguntó
-Yo que sé, de alguien que nos conoce o te conoce-
-Que raro lila no recuerdo a nadie con esas iniciales-
-Pues yo menos y aquí pocas personas me conocen-
Acabe mi tarea de poner el baño de La Dueña y le avise.
-Dile a sandy que deje lo que está haciendo y venga a ayudarte-
Cuando regrese al cuarto de baño, me ordeno que la desnudara. Cuando lo hacía llego sandy. Me ordeno que me detuviera y que desnudara a Sandy. Cuando hice lo que me mando. Se dirigió a Sandy y le ordeno me desnudara completamente. Una vez que terminó me indico que siguiera con mi labor de desnudarla a Ella. Termine de hacerlo y nos ordeno esperarla ahí. Regreso con algunas cosas que deposito sobre el mueble donde se guardan las toallas.
- Voy a preguntar una vez más ¿quién les envió esas flores? Les advierto que hable a la florería y se ya quien se las envió-
-Si sabe quién díganos porque nosotras no sabemos- Me atreví a responderle
-Bien, ya que no saben…Pues creo que debo proceder a refrescar su memoria…
Sandy empezó a balbucear y le ordeno callarse y obedecer, cuando lo hubo hecho le fue prohibido hablar.
Le ordeno sentarse en la horilla del taburete.
Salió del cuarto de baño y regreso con los dos ramos de Rosas. Le ordeno a sandy abrir un poco más las piernas y coloco uno de los ramos entre sus muslos, lo empujo contra el pubis de sandy, ordenándole que cerrara los muslos y evitara que cayeran las flores. Cuando sandy lo hacía con sus manos la hizo que apretara fuerte las flores. Sandy, dejo escapar un hayy cuando las espinas se clavaron en su piel.
Tomó una Ball Gag, metió sus dedos en mi boca y la abrió, colocándome la mordaza.
Ordenó que levantáramos los brazos y pusiéramos las manos en la nuca.
Me ordenó permanecer de pie pero debía separar más las piernas. Tomó una rosa del otro ramo y empezó a acariciarme con ella. La deslizo sobre mi cuerpo, empezó en mi frente, mi nariz, paso entre mis pechos y finalizo en mi vientre. De pronto tomo la flor y la restregó en mi nariz con fuerza.
-Así que les mandan rosas, perritas. Ahora van a disfrutarlas-
La Dueña empezó a tomar flores de entre los muslos de sandy, cada vez que debía cerrar nuevamente las piernas era un nuevo hayyy de su parte.
Empezó a deslizar cada rosa que tomaba sobre mi piel. Los pétalos de la misma me acariciaban. Recorría todo mi cuerpo con ella, deteniéndose y acariciando de forma muy especial mis pechos y pezones, vientre y mi vagina al igual que el clítoris. Cada vez que se detenía después de un recorrido aplastaba la flor sobre alguna de estas partes.
Antes de cada nuevo recorrido podía escuchar el lamento de sandy cuando La Dueña retiraba otra rosa y como sus lágrimas se deslizaban por sus mejillas
El cuarto de baño empezaba a oler a Rosas de forma intensa. La Dueña había mezclado en el agua de la bañera una buena cantidad de extracto de rosas.
Paro un momento su ejercicio de acariciarme con las flores. Acaricio a sandy y la consoló un poco. Tomó otra rosa de entre las piernas de sandy, y procedió a recortarla un poco yo no veía lo que hacía porque me dio la espalda, quitaba las espinas de la misma. Su mano empezó a acariciar mis pechos, vientre y entrepierna. Cuando me sintió excitada, delatada por la humedad que me empezaba a invadir. Abrió mis labios, sentí sus dedos penetrándome y excitándome, salió y volvió a entrar solamente su dedo índice acompañado del tallo rígido y frio que me penetraba. Saco su Dedo nuevamente, dejando la rosa dentro de mi vagina. Afortunadamente para mí como ya comente había quitado las espinas del tallo.
-No, no me gusta como se ve- dijo
Con un movimiento rápido la sacó.
Dos nuevos “HAYYY” seguido uno del otro de parte de Sandy cuando tomo dos rosas más
Tomo una de ellas y me aterrorice la verdad cuando me di cuenta de lo que pretendía. Sus dedos hábilmente abrieron mis labios y de pronto sentí un dolor intenso cuando coloco una rosa entre ellos. La mordaza no me dejo gritar pero las lagrimas si delataron lo que sentí
-No creo que la puedas sostener con las piernas abiertas. Se me ocurre una idea lila-
La quito, y tomo una pinza, Abrió nuevamente mis labios, coloco la rosa y tomando los dos labios con sus dedos los pinzo cerrándolos. El dolor fue muy intenso, y me hizo encogerme un poco. Tomo la otra Rosa y se puso a mis espaldas. Sus manos abrieron mis glúteos y sentí como el tallo era colocado entre ellos. Apretó con una mano mis nalgas y para evitar que se abrieran y la rosa cayera coloco un pedazo de cinta de ducto en ellos
-Así te ves mejor- dijo
Las espinas me hacían daño. Sobre todas las que estaban entre los labios. Cualquier movimiento me lastimaba.
Ordenó a sandy que abriera las piernas y saco las rosas poniéndolas a un lado.
-Sandy colócate tres pasos a lado de lila-
Tomó una rosa y la colocó entre los pechos de sandy, Tomó la cinta de ducto y le dio una vuelta alrededor de los mismos para evitar que la rosa cayera. Nuevos quejidos y lágrimas de la cachorra.
-Bien Ahora ya las dos están decoradas “con sus Rosas”- dijo
Los “HAYSSS” de sandy serian ya casi continuos y los míos no tanto, no porque no quisiera gritarlos, simplemente no los exprese porque la BallGag me lo impedía.
Tomó las rosas de donde las había dejado y las arrojo a la tina
-Bien ¿me dirán quién mando las rosas?
Sandy dijo nuevamente que no sabía y yo de igual modo negué con la cabeza
-Así que no saben-
Tomó unas cuantas rosas que estaban en el agua de la tina, para a continuación azotar con ellas de forma indistinta a sus esclavas. Cuando estas se rompieron volvió a preguntar y ante nuestra negativa repitió la operación y así hasta que no quedaron más rosas. De las tres rosas colocadas en nuestros cuerpos solo quedaron los tallos. Cuando las rosas se acabaron,
Se acerco a sandy, la abrazo, la consoló y le dijo que le creía que no sabía. Con cuidado retiro la cinta de sus pechos y retiro el tallo de la rosa de entre ellos.
-Bien lila, creo que es hora de que me digas quien envió las rosas.-
Mientras decía esto quito la BallGag de mi boca Trague saliva y le respondí que en verdad no sabía, que no le mentía.
Despegó la cinta que unia mis glúteos y retiro el tallo de entre ellos. A continuación con cuidado quito la pinza de mis labios, los abrió con cuidado y retiro el tallo procurando no hacerme más daño.
Me abrazo y me dijo que me creía. La blanca piel de sandy, desde los muslos hasta sus pechos estaba enrojecida y lacerada por los azotes con las espinas. Varias rayas producto de las varas recorrían su piel sobre todo en los glúteos. Su cara estaba toda manchada por el rimmel que se había corrido por sus lágrimas.
Por mi parte, me ardían tremendamente los labios y la parte interna de los glúteos. Mis muslos, nalgas, vientre y pechos estaban lacerados. Pequeñas gotitas de sangre brotaban de donde las espinas se clavaron.
Ordenó que juntáramos los pétalos y los pusiéramos en la tina
-Bien perrita, métanse a la tina-
-Quiero que se queden ahí un largo rato. Ayúdense una a otra a revisarse y quitarse las espinas. Háganlo bien no quiero que les vaya a quedar alguna. Tienen mi permiso de jugar y hacer lo que gusten. Si el agua se enfría pueden abrir el grifo del agua caliente. Quiero que descansen. Se lo han ganado-
Dicho eso salió del cuarto de baño y no regreso hasta casi una hora después.
Nos quedamos ambas un momento sin decir nada y después procedimos a quitarnos los restos de las espinas. Afortunadamente no eran muchas.
Nos quedamos ahí acostadas en la tina frente a frente preguntándonos quien sería quien mando las flores. Cuando empezábamos a quedarnos medio adormiladas regreso La Dueña.
Llevaba en cada mano una de sus batas de salida de baño.
-Salgan, ya es hora, no quiero se vayan a enfriar-
Nos arropo con las toallas, y nos llevo a su recamara. Ya ahí, tomo un frasco de loción de Rosas y nos froto el cuerpo totalmente con ella. Fue delicioso aunque ardió un poco.
Cuando termino nos indico:
-Ha sido una tarde, muy especial para las tres, estoy cansada y supongo que Uds. Más. Así que dormiremos una siesta. Acuéstense cada una a un lado mío quiero que nos durmamos abrazadas.
Cuando nos despertó era ya de noche. Nos levantamos adoloridas pero contentas. Las marcas duraran unos días recordándonos esta tarde. La cena estaba lista y servida. La mesa estaba bellamente adornada con dos velas y tres Rosas una encima de cada plato. La Dueña nos sorprendía con ese detalle
Durante la cena, nos confeso que todo había sido planeado y nos confeso que Ella había enviado las flores y el porqué las Rosas venían con esas iniciales.
Me caigo de sueño. Dejo mi diario por hoy Voy a dormir


La perra esclava

lilaNegra{AMANDA}

viernes, 29 de julio de 2011

Compartiendo La Cena


Aunque el 24 de Julio día del BDSM cayó en Domingo, sin proponérnoslo tuvimos la oportunidad de celebrarlo en una reunión un tanto privada la noche del sábado.
El sábado estábamos invitadas a cenar con una pareja de Amo y esclava. Habíamos compartido una mesa ya en una reunión fetish hace unas semanas. La cena sería en un salón con motivo de recabar fondos para una asociación para ayuda de albergues para animales. Había que ir de Etiqueta.
Para la ocasión La Dueña decidió que iríamos las tres vestidas de forma parecida.
Ella iría con un vestido en color negro abierto totalmente al frente, cruzado y en la cintura un listón o lazo de la misma tela del vestido a manera de cinturón para evitar que el vestido se abriera. El escote del mismo en V al frente dejando provocativo sin exageración.
Medias en color negro con liguero y tacos en color negro. El sostén en color negro de media copa para hacer resaltar el busto. Las bragas en satín, del tipo de corte francés en color negro con adornos y orillas en rojo sujetas con dos pequeños broches uno a cada lado
Para sus esclavas el mismo atuendo solamente con algunas pocas variantes. Las esclavas no vestirían ropa interior, ni sostén ni bragas.
La joyería de la dueña era sencilla aretes discretos con unos pequeños puntos de brillantes formando una pequeña florecida. Era todo lo que llevaba.
Sus esclavas solo una cinta de color blanco al cuello como gargantilla.
A la hora convenida nos presentamos en la casa de los anfitriones. Nos hicieron pasar a la sala. El Sr. XX vestía un traje en color negro y camisa blanca. Su esclava, un vestido en color negro, de falda amplia, debajo de la rodilla, con un escote que si bien era discreto dejaba adivinar unos pechos de buen tamaño y bien formados. De igual forma vestía medias negras y tacos del mismo color. Llevaba al cuello una gargantilla de plata de la que colgaba un pequeño triskel.

-Me alegra que hayas traída a tus esclavas Amanda- Dijo
-Si, ya las conoces lila y sandy- Cuando nos nombro asentimos con la cabeza
-Ya conocen a Dora- dijo
Dora (su esclava y mujer) asintió con la cabeza también
-Dora, esta noche lo que mande la Sra. Amanda es como si lo ordenara Yo-
-Si Señor-
-Gracias XX igualmente lila y sandy estan a tus ordenes-
La Dueña se acerco a XX y le murmuro algo al oído. El asentía con la cabeza.
-lila, sandy, me harían el favor de subir el frente de su vestido- dijo el Sr. XX
La Dueña asintió con la mirada.
Ambas empezamos a subir el vestido, recogiéndolo en nuestras manos debajo de la cintura con el fin de que subiera la parte delantera. Cuando íbamos a medio muslo dijo:
-más despacio, háganlo lentamente-
Cuando quedo al descubierto la parte baja de nuestros cuerpos ordeno:
-Sosténganlo ahí-
- ambas son muy bellas y obedientes Amanda. Te Felicito. Ya pueden bajar el vestido-
La Dueña agradeció el cumplido y ante la sugerencia del Sr. XX de corresponder, se limitó a acercarse a Dora y acariciándole los senos por encima de la ropa, le dijo que tenía unos bellos pechos.
La Señora tomo del brazo al Sr. XX y le dijo:
-¿Nos vamos?
Salieron ellos por delante y tras ellos sandy y yo. Por último atrás Dora que cerro la puerta de la casa tras de si.
Los dos Amos subieron adelante y las esclavas en el asiento posterior. De inmediato notamos que Dora no era ninguna novata. Saco el vestido debajo de su trasero para sentarse directamente en el asiento. Hicimos lo mismo, no porque ella lo hiciera si no porque así lo hacemos cuando estamos en privado. De igual forma las tres abrimos las rodillas.
Llegamos al sitio de la cena. Bajo La Dueña y se colgó de inmediato del brazo que el Sr. XX le ofreció. Nosotras tres íbamos dos pasos atrás de ellas.
Una edecán nos guió hasta una mesa redonda. En una silla se encontraba ya instalado el Sr.YY. Se levanto y se presento. Al saludar a Dora le dijo:
-Que gusto que hayas podido venir con tu AMO-
-Gracias Sr. YY, ¿Puedo preguntarle por su sumisa Arlene?-
-Esta Bien Dora, solo que no pudo venir porque esta de visita su Madre en casa-
-Que lastima Sr.. me la saluda por favor-
El Sr. YY resulto ser otro Amo.
Nos presentamos tod@s y nos sentamos en la mesa.
La Sra. Amanda y a cada lado de Ella sandy y yo, al lado de sandy el Sr.YY, después Dora, cerrando la mesa junto a mi el Sr.XX .
Bebimos algo de cava, y empezaron a servir la cena. Estaba muy rica y el vino excelente.
La conversación aunque la llevaban los Amos, nos permitían participar en ella.
Trajeron el carrito de los postres, El Sr. XX escogió una especie de pastelillo decorado con frutas rojas. Arándonos, cerezas, fresas, y frambuesas en almíbar.
Yo por mi parte dije que no apetecía por el momento
El Sr. XX pasó el brazo sobre el respaldo de mi silla y dijo dirigiéndose a mí:
-Debías probar del mío esta delicioso, lo se porque lo como a menudo-
-Gracia Señor, pero la verdad es que estoy satisfecha-
-¿me vas a despreciar?-
-No. Sr. de ninguna forma-
Se acerco más a mí y murmuro a mi oído:
-Se que lo disfrutaras-
Tomo una cereza con su mano derecha que tenia libre. La metió bajo la mesa y sentí como se deslizaba entre mis piernas. Toco con suavidad sin dejar de mirarme y cundo encontró la entrada metió la cereza en mi coño empujándola con su dedo.
Con la mirada busque los Ojos de la Sra. Amanda. Se había percatado de todo y solo me sonrió, dándome su aprobación.
El Sr. XX nuevamente dijo:
Estan deliciosas en verdad, tomo otra y la comió. Tomo una fresa a continuación y repitió la operación, su mano bajo la mesa busco mi coño para depositarla dentro de el.
Comía una y metía otra en mi coño. La única que se percataba de todo era la Sra. Amanda
Por fin el postre se acabo y el Sr. XX volvió a decir en voz alta.
-Definitavemente el postre de Hoy estuvo como los Ángeles. ¿No te parece lila?
Me puse roja, no pude evitarlo y solo atine a decir
-Si Sr. Delicioso-
A continuación La Sra. Amanda dijo que si la acompañaba al servicio. Era mi salvación Me levante y fui tras ella.
Ya en el servicio no solo se rió de mis caras y angustias. También me felicito y me ayudo a sacar las frutas, aunque debí comerlas delante de Ella ahí en el servicio.
Regresamos a la mesa y después de un buen rato de sobremesa con más vino nos retiramos.
El Sr. XX y La Dueña invitaron al Sr. YY a seguir la velada pero este se disculpo diciendo que teniendo familiares en casa no le parecía correcto.
Fuimos a casa del Sr. XX directamente. La Dueña y el Sr. XX hacían conversación sobre los postres y que si yo era golosa y una serie de indirectas, sandy y Dora ni cuenta se dieron ni daban sobre lo sucedido. Yo toda roja.
Ya en casa del Sr. XX, Dora trajo otra botella de cava. La abrió y sirvió dos copas una para su Amo y otra para la Doña.
-Creo que debemos brindar porque esta amistad que hoy comienza sea duradera Amanda-
-Porque así sea- dijo La Señora
Chocaron las copas y brindaron.
-Creo que las tres zorritas quieren brindar- Dijo La Dueña
-Dora, tres copas más-
-si Señor-
Dora trajo tres copas y cuando el Sr. XX iba a servir de la botella de cava La Dueña lo detuvo.
-sandy, llénalas-
sandy volteo a verla.
-En cuclillas obedece. Quero ver como las llenas-
sandy dudo. Una bofetada de La dueña la hizo reaccionar –
-Obedece-
sandy se sentó en cuclillas, abrió las piernas, subió un poco el vestido y pidió una copa-
- Con cuidado que no se derrame nada o lo tendrás que limpiar con tu lengua-
-Si Ama-
La Dueña levanto aun mas el vestido de sandy dejándola al descubierto
Después de unos minutos Sandy empezó a orinar en una de las copas. Cuando se lleno detuvo el chorro y pido otra. Se la alargue con la mano y sostuve la llena. Pasándola a Dora.
Se repitió la historia y cuando estuvo llena la tercera, pidió permiso para levantarse e ir al servicio a terminar. Le fue concedido.
A su regreso las 5 copas estaban llenas. Dos con cava y tres con la lluvia de sandy
Un nuevo brindis donde tomamos todo el líquido de las copas.
El Sr. XX ordeno a Dora que se cambiara.
La Dueña por su parte a sandy que trajera el maletín del baúl del auto.
Mientras regresaban, me ordeno arrodillarme. Y sacarme el vestido. Me arrodille y solté el lazo que ataba mi vestido, lo saque y doble colocándolo a un lado.
Permanecí así delante de ellos, hincada y prácticamente desnuda.
Regreso Dora con un collar de servicio, una cadenilla de plata de adorno en la cintura y las restricciones en muñecas y tobillos.
Le fue ordenado se hincara junto a mi.
Sandy llego con el maletín y La Dueña le alargo mi collar de servicio y los restrictores ordenándole me los colocara.
Una vez que lo hizo le ordeno que se pusiera los suyos, se desnudara y se hincara a nuestro lado.
Se retiraron al otro lado de la sala y se sentaron en dos poltronas con descansa brazos.
-Dora. Boca abajo-
Dora obedeció, tirándose boca abajo en el piso
El Sr. XX se levanto se acerco y puso su pie sobre la cabeza de Dora. Lo quito y lo puso frente a Ella. Dora la lamió y beso. El Sr. XX se retiro a su silla.
LA Dueña se levanto tomo del collar a sandy, la hizo inclinarse y la jalo haciéndola caminar en 4.
-Sandy querida, ven perrita, tengo trabajo para ti.-
La llevo hasta frente la silla del Sr. XX. Le pregunto al Sr. XX si autorizaba a sandy a darle un poco de placer. Ante la afirmación de este le indico a sandy que procediera. Sandy desabotono el pantalón, metió la mano entre los boxers y saco el pene del Sr. XX. En ese momento La Dueña la detuvo. La jalo por las caderas de tal forma que quedara hincada y con el trasero algo levantado.
Le ordeno continuar. Fue por una fusta y mientras sandy hacia su trabajo ella empezó azotarla cada vez mas fuerte en la espalda y los glúteos. El Sr. XX guiaba a sandy con sus manos en su cabeza. Pararon por un momento cosa que aprovecho la Dueña para tomar un vibrador grande. Cuando sandy reanudo su trabajo La Sra. Amanda aplico el vibrador en el coño de sandy. El Sr. XX termino en la boca de sandy y Amanda le ordeno no tragar la leche. Acerco un cuenco y la hizo depositar en el, el semen. Le ordeno limpiar perfectamente el miembro del Sr. XX mientras que con el vibrador la hizo orgasmar y le ordeno fuera donde estábamos Dora y yo.
El Sr. XX le ordeno a Dora arrastrase hasta donde se encontraba. Así lo hizo. La tomo por el pelo y la hizo levantarse hasta quedar hincada. Le ordeno abrir la boca y dejo caer su leche del cuenco en la garganta de Dora. Apretó su nariz para obligarla a tragarlo y acerco después el cuenco para que lo lamiera y limpiara. La Dueña nos ordeno que pudiéramos sentarnos sobre el piso.
-Amanda permíteme corresponder a tus atenciones. ¿Quisieras sentarte?. Dora dale placer a la Señora.-
La escena se repitió un poco. Dora se acerco y empezó por lamer los Tacos de La Dueña, para continuar con sus piernas cuando llegó a su entrepierna pidió permiso para continuar. Soltó los broches de las bragas de la Señora y con cuidado las saco de donde estaban, dejando al descubierto el sexo de La Dueña. Empezó su trabajo al mismo tiempo que era azotada y acariciada por su Dueño. Cuando los gemidos de ambas se mezclaban el Sr. XX penetro a su esclava ordenándole no acabar. Cuando termino todo, limpio a ambos, fue liberada y se le ordeno permanecer junto a sandy.
Yo solo esperaba a ver que tenían planeado para mí. La Dueña me tomo del collar me hizo levantarme, me llevo donde estaba sentado el Sr. XX me hizo recostarme en sus piernas y le pidió me azotara el trasero. Empezó lentamente y fue aumentando gradualmente la fuerza y el ritmo. Lo hizo con sus manos en un principio para después hacerlo con el cinto de cuero que La Señora atinadamente saco del maletín. Cuando se canso las lágrimas rodaban por mi cara. Me levanto y me dio las gracias. La Señora me tomo se sentó y me inclino ahora sobre sus piernas. Una nueva azotaina con el cinto. Me ardía el trasero y los muslos de forma intensa.
Cuando le pareció suficiente, me hizo levantarme y seco mis lágrimas con sus manos. Acaricio mis senos y mi coño y ordeno que fuera con sandy y Dora.
Se le ordeno a sandy que sirviera café para La Dueña y el Sr. XX.
Preguntaron a Dora si deseaba orgasmar ya que no se le había permitido hacerlo. Al decir que si La Dueña me ordeno que le ayudara. Ordenaron ambos que lo hiciéramos oralmente. Ambos Dominantes gozaron del espectáculo de sus perras comiendose mutuamente hasta terminar..
Después de un rato de reposo y siendo hora de retirarnos se nos permitió vestirnos y regresamos a casa.
Nos despertamos tarde el domingo. Después de un baño hicimos recuento de daños. Sandy con varias marcas en espalda y glúteos. Yo con ambas nalgas moradas y acalenturadas. La Dueña feliz aunque con algo de resaca.

La perra esclava

lilaNegra{AMANDA}

lunes, 18 de julio de 2011

Dueña Total

A veces a La Dueña no le importa como me sienta Y honestamente no la critico ni veo porque habría de hacerlo. Ella Es La Dueña y puede y debe hacer con su propiedad lo que quiera cuando y como quiera. Ayer por la noche es un buen ejemplo. Había usado a su esclava varias veces ya a principios de la tarde. Habíamos cenado y ya estaba recogido todo. Me estaba quedando dormida en el sofá mientras veíamos la TV. Tenia puesta solamente una camiseta larga y unas bragas. En un momento dado me quede dormida por unos minutos No era aun mi hora de irme a dormir y de pronto La Dueña apago la TV lo que provoco que me despertara aunque estaba la verdad muy soñolienta y medio aturdida. Sin pensarlo mucho ni bien le dije “¿por qué la apagas? La estamos viendo”Su respuesta fue muy simple. Y muy a su estilo. "No estan pasando nada que me divierta en la TV por eso la apague pero en cambio Perrita Tú…”Me agarró del cuello y me levantó del sofá. Nalgueo mi trasero y me dijo que caminara a la recamara. Rápidamente me jalo del collar hasta la recamara. Todavía estaba aturdida, no estaba del todo despierta. Me tiro sobre la cama y poco a poco me jalo las bragas y saco la camiseta. Se puso junto a mí y me preguntó cuál postura sería la mejor para que me utilizara, mientras se ponía el cinto con el dildo. Aunque parezca extraño en ocasiones suele hacer este tipo de preguntas. No me pregunto como me sentía o si lo deseaba pero si como quería que lo hiciera. No importaba yo, ni lo que sentía. Ella me usaría... Aun medio dormida le dije que boca abajo. Me empujó, se puso encima de mí y me penetro vaginalmente. Al principio sólo sentí como empujaba, como entraba y salía, era extraño... estaba yo desconectada de todo sentimiento. Quiero decir que si bien sentí todo, me gustó todo, y me estaba excitando yo no estaba muy centrada en lo que pasaba. No sé si eso tiene sentido y me explico. Yo estaba respondiendo. Gemía, y gemía. Arquee la espalda ante sus embestidas. Pero hasta que no hubo una embestida realmente fuerte y hasta algo violenta que me lastimo y que fue la que realmente me hizo reaccionar y despertar. Moví mis caderas y Ella de inmediato me jalo de ellas levantándolas, apoyó sus manos en las mismas embistió aun más fuerte. Cada vez que empujaba hacia adelante, yo trataba de echar mis caderas atrás para que entrara hasta el fondo. Empezó a halarme de la cintura repegándome y obligándome a mover las caderas en un ritmo rápido, pero todo era... perfecto. Podía escuchar la respiración profunda y las palabras de la Dueña tomándome para su pleno placer. A pesar de que sus movimientos y fuerza estaban lastimando mi coño ya sensible era maravilloso sentirme usada así. No me permitía correrme, pero eso no me importaba. Yo quería sentirme usada, que me usara para su propio y exclusivo deleite y placer. Yo quería ser su víctima voluntaria. Eso me pone fuera de control mentalmente. Cuando sintió que ya casi me corría, arqueó su espalda, echó atrás la cabeza, de pronto se apoderó de mis hombros, me embiste una última vez con más fuerza aún y se sale de mí.
Me voltea boca arriba se sienta en mi boca y ordena que le de placer con mi boca. Me asfixia obligándome a mover la cabeza en su coño. Uso mi lengua y toda mi boca. Gime. Me acaricia con su mano el coño y tomando un vibrador lo aplica en mi clítoris. No me puedo correr antes que Ella acabe. Un gemido intenso que se une al mío y sus jugos que me ahogan al tiempo que siento sus contracciones en mi boca me indican que ha acabado y provocan un gran orgasmo en mi. Se desploma a mi lado y me abraza dándome un gran beso, acaricia mis senos y solo dice “buena chica” Nos relajamos un rato en la cama antes de regresar a la sala de estar. Me permitió ponerme nuevamente la camiseta porque me iba a dormir en el sofá no en su cama, aunque las bragas no. Se quedo conmigo hasta que me quede dormida.



La perra esclava

lilaNegra{AMANDA}

lunes, 11 de julio de 2011

Regreso



Después de una ausencia larga, y con el permiso de Mi Ama la Sra. Amanda vuelvo a retomar el blog que tanto quiero.
Antes de continuar quiero agradecer a mi Sra. por su permiso para retomarlo. Agradecer y disculparme con tod@s las personas que se preocuparon por esta ausencia. Agradecer sus comentarios y sus correos.
Las razones de este silencio y ausencia no me toca a mi el manifestarlas ya que fue una decisión y orden de mi Sra.

Como primer paso para retomar el blog quiero manifestar y reafirmar públicamente en este post lo que ya muchos conocen.

La que escribe lilaNegra{Amanda} manifiesta que en uso de su libertad y por voluntad propia ha decidido convertirse en propiedad de la Sra. AMANDA. Como propiedad de la Sra. Amanda esta conciente que su Dueña tiene todo el derecho sobre ella. El único derecho que conserva es el poder solicitar su libertad a Su AMA y este derecho lo establece por ser una condición exigida por la Sra. Amanda para que esta esclava pueda ser aceptada como propiedad suya.

Como propiedad de la Sra. mi obediencia es absoluta e incondicional en todos aspectos. Ella puede disponer a su antojo de mi persona, tiempo, bienes y voluntad.
Repito y reafirmo que soy el ser más libre porque yo decidí entregarme de forma total en “esclavitud” a La Sra. Amanda.

Gracias Sra. por aceptarme como parte de sus posesiones, por cuidarme y velar por mi seguridad, salud, educación y crecimiento personal.
Siempre a sus pies su Esclava, su perra
lilaNegra{Amanda}


La perra esclava

lilaNegra{AMANDA}